Gobierno confirmó que vetará la ley de emergencia que eliminaba retenciones

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, informó que la idea del Gobierno es vetar completamente la Ley de Emergencia Agropecuaria votada el jueves por el Congreso, ya que es una norma “pésima” y de “imposible cumplimiento”.
“No quiero hacer calificaciones de lo sucedido en el Congreso. Sabrán cuáles son las razones y por qué se llegó al punto al que se llegó, pero tengo muy en claro que la norma es de muy mala factura y nos obliga a vetarla”, confirmó.
Al ser consultado sobre si el veto es parcial -es decir, del artículo cuatro cuestionado-, el jefe de Gabinete adelantó que “el veto es total”, y lo justificó indicando que el proyecto “es pésimo, de muy mala factura y deja huecos por los cuatro costados, y en ninguna condición uno puede aceptar un proyecto de esta característica, que sabe cómo empieza y nunca cómo termina”.
El jueves pasado, el Senado aprobó la ley que en su artículo cuatro suspende las retenciones en 22 distritos bonaerenses por situación de desastre, y las reduce a la mitad en otros 15 de la provincia, por emergencia agropecuaria.

¿El regreso?

En evidente desacuerdo, el titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, advirtió sobre el regreso de los productores a las rutas. “No van a lograr partir a la Comisión de Enlace”, dijo, y anticipó que “el sector puede organizar protestas pero sin cortar rutas”.
Tras la reunión “de urgencia”, los dirigentes de las cuatro entidades del campo solicitaron por carta a la presidenta Cristina Fernández que promulgue la ley y que “evalúe el mínimo impacto económico que tendría”. En ese sentido, indicaron que no vetarla sería una “favorable señal política” de “cara al futuro”.
Asimismo, los dirigentes de las entidades agropecuarias y de la oposición convocaron al Congreso a una delegación de intendentes de los 37 partidos bonaerenses beneficiados con la eximición y la rebaja de las retenciones. El objetivo de sentar a los jefes comunales es evitar que se desactive la medida.

Explicaciones

Fernández ofreció una explicación técnica acerca de los motivos por los cuales la ley es de “imposible cumplimiento”.
“Se supone que el objetivo es beneficiar a los productores a la hora de comercializar su producción, pero a esta altura del año aquéllos ya comercializaron fundamentalmente el trigo. Ergo, el precio pagado por los exportadores ya incluyó el descuento de los derechos de exportación. Ya está vendido y ya está pagado con descuento”, precisó.
En ese sentido, el funcionario dijo que el proyecto, entonces, “lo único que haría sería beneficiar o a los acopiadores o a los exportadores que disponen de ese producto”, ya que “de ese modo no se está asistiendo a los productores que padecen la sequía, se les está otorgando un beneficio para la comercialización de la próxima cosecha”.
Fernández planteó entonces los siguientes cuestionamientos: “¿Cómo harían para identificar al producto afectado por la sequía? ¿Cómo se determinaría la procedencia de los granos y nada menos que en 30 días, como prevé la ley?”.
Según Fernández, “esta maniobra sería de muy difícil detección, con lo cual el proyecto es pésimo y nos obliga a tener que vetarlo”.

<table width="20

Artículos destacados