Giros nacionales cerraron el semestre en claro declive

En junio, mostraron la menor suba porcentual en el año. El aumento de 31,5% interanual es, en función del escenario elegido, prácticamente neutro en términos reales. Sin embargo, los incrementos de meses anteriores todavía muestran un alza acumulada de 35,2%. El fondo sojero volvió a crecer con fuerza, esta vez 114%.

Los envíos nacionales a Córdoba fueron en junio pasado de $2.461,2 millones, 31,5% por encima de igual mes del año pasado.

Los giros automáticos acumularon así $12.457,8 millones en el primer semestre, 35,2% mas elevados que en el mismo período de 2013. El aumento porcentual de junio mostró la menor suba en lo que va del año (ver gráfico), en una evolución que parece no encontrar un piso, aunque todavía a valores ciertamente importantes.

Efectivamente, después de una suba interanual de 48,1% en enero, impulsada básicamente por el impacto de la devaluación en el nivel de precios y la buena actividad en el inicio del verano, previa a los movimientos en el tipo de cambio, los envíos se comenzaron a desacelerar, con excepción de abril, que registró un quiebre respecto a la curva descendente, hasta llegar a junio.

La merma en el crecimiento interanual obedece a las mismas razones que determinaron oportunamente los fuertes incrementos de comienzos de año. La dinámica de precios muestra en el último trimestre una evidente espirar descendente respecto de su evolución original y, paralelamente, el nivel de actividad sigue sin repuntar, tanto en el comercio como en la industria.

La excepción es la actividad primaria, con cosecha récord, situación que quedó reflejada en los giros correspondientes al Fondo Federal Solidario (FFS) que volvió a mostrar una suba porcentual superlativa con relación al año pasado.

De acuerdo con los datos oficiales, el denominado fondo sojero -que distribuye entre las provincias 30% de las retenciones a la soja- reportó en junio $140,6 millones, 114,6% más que en igual mes de 2013.

En el año acumula $743,5 millones, 81,6% por encima del año pasado.

La importancia de los envíos nacionales a Córdoba es clave para apuntar los ingresos corrientes y, en definitiva, la marcha de las finanzas provinciales.

De hecho, los giros nacionales explican 60% de los ingresos tributarios provinciales a mayo, según datos oficiales informados por la Provincia en el esquema Ahorro-Inversión-Financiamiento devengado a mayo.

Una defección de los giros nacionales resultará al fin ineludible para entender la evolución de las cuentas públicas en lo que resta del año.

En cuanto a la recaudación tributaria propia, no hay datos aún respecto de junio como para hacer un cierre del semestre. Con todo, hasta mayo, los ingresos tributarios propios arrastraban un incremento de 34,1% interanual. No obstante, al igual que los giros nacionales, también venían con una dinámica más acotada respecto a los primeros meses del año.

Por lo demás, la segunda mitad del año aparece hoy más que nunca con muchas incógnitas. Es que la dinámica de la economía estará atada en parte a lo que ocurra con el desenlace del litigio con los fondos buitres y su correspondiente impacto en la economía real.

Por lo pronto, los acuerdos en paritarias y algunas políticas activas dispuestas desde los gobiernos nacional y provincial para incentivar el consumo, deberían redundar en una mejora en las ventas minoristas, por caso.

En cuanto a precios, la evolución parece haberse amesetado por ahora en un nivel levemente por debajo de dos por ciento mensual, aún demasiado elevado aunque mucho más moderado que en el primer trimestre del año, tras el impacto de la devaluación.

Deuda en baja
La deuda provincial se ubicó en mayo en $14.779,7 millones y volvió a mostrar un leve descenso respecto a marzo, cuando alcanzó un récord nominal de $14.966,1 millones.

Los datos del pasivo actualizados por la Provincia al 31 de mayo mostraron una leve baja en pesos tanto respecto a marzo como a abril pasado hasta ubicarse en $5.538 millones. La baja obedece a los pagos de intereses y capital de deuda con la Nación desde enero pasado, cuando la Provincia quedó marginada del plan de financiamiento nacional implementado con el resto de los distritos.

En tanto, la deuda en dólares se situó en $9.139 millones al tipo de cambio oficial.

El pasivo no incluye deuda flotante ni de otros organismos del sector público. El rojo del consolidado provincial se ubicaría por encima de $30 mil millones, según denuncia el legislador del Frente Cívico, Ricardo Fonseca.

Artículos destacados