Giacomino sale a vender casi una hectárea en la zona del ex Abasto

El intendente Daniel Giacomino dio vía libre a la venta de cuatro parcelas urbanas por un total de 7.541 metros cuadrados contiguas a la futura sede del Concejo Deliberante y cuya tasación será determinada en el corto plazo.
Se trata de espacios urbanos que oportunamente fueron valuados en su conjunto por encima de los 10 millones de pesos. No obstante, las cuatro parcelas que iban a enarjenarse dos años atrás para aportar a la construcción de la sede del Concejo, nunca salieron a la venta.

“El intendente ha dado instrucciones para que se apure la licitación y salgamos en lo inmediato al mercado”, señaló a Comercio y Justicia una fuente del Ejecutivo.
Según pudo indagar este medio, las parcelas aún no habrían sido tasadas (la tasación anterior data de dos años atrás), por lo que el llamado a licitación no sería inminente.
De cualquier manera, el dato sobre la venta era una información que era aguardada con expectativa por inversores y desarrollistas.
Se trata de cuatro parcelas con amplias posibilidades de edificación, cuya venta fue avalada por ordenanza 11043/06 y su desarrollo incluido en las normativas 10998/05 y modificatoria 11044/06. Efectivamente, de acuerdo a información incluida en la página web del Concejo, “en la fracciones de terreno no ocupadas por la sede del Concejo Deliberante, con una superficie total de 7.541 m2, se prevé un desarrollo edilicio privado en torres de 60 metros de altura (22 pisos) con una superficie total a construir de 38 mil metros cuadrados”.

Demorados

El apuro de Giacomino en vender los terrenos tiene un claro objetivo: reunir los fondos suficientes para continuar en tiempo y forma la obra del futuro Concejo Deliberante adjudicada a la firma Sadic en poco más de 20 millones de pesos.
No obstante, la venta de los terrenos recién se “destrabó” en las últimas horas.
Las demoras fueron adjudicadas a varios motivos.

En primer lugar, durante la gestión de Luis Juez, se adujo que una de las parcelas estaba “floja de papeles”. Según trascendió, subsistían problemas para inscribirla a nombre del municipio, situación que se habría saldado.
Ya en la gestión Giacomino, se indicó que la demora apuntaba a mejorar el precio de los terrenos. Es que, según argumentaban, la idea era avanzar con la obra del futuro Concejo y recién después salir a ofrecer los terrenos.
“Había que mostrar un proyecto avanzado para que los inversionistas notaran el cambio de perfil del sector”, señaló una fuente al recordar que si bien el Portal del Abasto aparecía como uno de los sectores con mayor futuro urbanístico, continúa hasta hoy como una zona deprimida.

Pero la última traba para la venta de los predios surgió de las propias autoridades municipales.
De acuerdo a información a la que tuvo acceso este medio, hasta hace pocos días se estuvo analizando la posibilidad de concesionar los terrenos.
“El proyecto era concesionar los predios, como en el caso de la Vieja Usina. Pero la idea no prosperó”, indicó un informante.
Desechada esa alternativa, ahora la estrategia es vender los terrenos y de esta forma lograr los fondos suficientes para afrontar el pago a la contratista del Concejo Deliberante que tiempo atrás alertó por el atraso en la liquidación de certificaciones de obra por parte de la comuna.

Artículos destacados