Giacomino estimó un rojo de $70 millones y ahora descarta un revalúo a valor de mercado

El intendente Daniel Giacomino admitió que el déficit fiscal para este año rondará “entre 70 y 80 millones de pesos”, al tiempo que descartó que el revalúo inmobiliario que regirá desde el año próximo se realizará a valores de mercado, tal como se había informado.
En el marco de una entrevista con Comercio y Justicia, el jefe comunal aseguró que la gestión mejoró a partir del segundo semestre y confió en que antes de fin de año se encuentren en marcha buena parte de los proyectos de campaña aún pendientes, entre ellos la concertación público-privada, el plan de transporte y el de cloacas, entre otros.

“Yo siento que la gestión mejoró durante estos seis meses en relación con los primeros. Se empiezan a resolver cosas, aún con grandes dificultades financieras y aún con las medidas que se tienen que tomar, a fin de año va a ir solucionandose este gran bache financiero para poder encarar más obra pública”, aseguró el jefe comunal.
Pero al margen de las expectativas futuras del intendente, el panorama fiscal no parece sencillo de cara al cierre del año y así lo admite.
“El déficit de $124 millones del año pasado si logramos cerrarlo en 70 u 80 millones de pesos, sería ideal”, admitió y aseguró: “creo que tiende a mejorar. Hay que tratar de reducir de manera paulatina el impacto salarial y ver cómo evoluciona”, concluyó.

En ese marco, el Municipio deberá mejorar sus ingresos propios, reducir los gastos y, para encarar obra pública y refinanciar pasivos aceitar los contactos ya iniciados con la Nación para la obtención de créditos o fondos subsidiados.
“Quiero llegar a una recaudación mensual por el Inmobiliario por lo menos el doble que la actual”.
Pero usted ha dicho que quiere que el Inmobiliario pague el gasto de la recolección de residuos. Si ha reconocido que ese servicio costará unos 20 millones al mes, se debería casi triplicar el Inmobiliario para lograr ese objetivo.
“Yo pido $20 millones. No se si vamos a llegar. Además de revaluar hay que hacer muchas cosas. Hay que recategorizar viviendas, es probable que dejemos fuera del revalúo a muchos sectores que no están en condiciones de afrontarlo”.

La intención de Giacomino es, en principio, que el impacto desde enero de 2009 no alcance tal vez a cubrir esos $20 millones pretendidos aunque luego, de manera gradual y durante el año, retocar categorías o bien alícuotas para que el tributo reporte mayor ingreso de forma progresiva. Incluso podría avanzarse luego en un revalúo progresivo una vez por año para evitar su desactualización.
“De todas maneras no vamos a tener un revalúo que emparente con los valores de mercado. Imposible. No hay forma de que se pueda valuar una vivienda, por ejemplo, de un country con lo que hoy vale en el mercado. Porque si vos le ponés una valuación muy alta, el contribuyente que tributa doblemente, porque lo hace por Inmobiliario y por Bienes Personales (ese tributo nacional se rige por la valuación de la Provincia), lo estaríamos castigando doblemente. Es preferible entonces una valuación no de mercado y tocar la alícuota. Yo no voy a aprobar eso”, concluyó Giacomino en relación con el plan original de los funcionarios de Economía y de Catastro, anticipado

Artículos destacados