Fuerte alza del crédito para empresas, que crece por encima de la inflación

En septiembre subió casi 27%, mucho más que el ritmo de incremento que tuvo en la primera mitad del año.

Pese a estar lejos aún de los niveles adecuados para mantener un proceso sostenido y constante de inversión productiva, los préstamos a las empresas mostraron en septiembre el crecimiento más alto tras la crisis iniciada a finales de 2008. El crédito a este sector creció casi 27% el mes pasado, bastante por encima del nivel inflacionario y muy lejos también del ritmo evidenciado hace apenas seis meses, en abril, cuando aumentaba a una tasa de 10,7%.

De acuerdo con los datos difundidos ayer por el Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (Cefid-Ar), en septiembre los préstamos totales -es decir, en pesos y dólares- a las empresas ascendieron a 90.500 millones de pesos, lo que representó un monto 26,6% mayor que el de igual mes del año pasado, cuando se prestaron al sector productivo 71.500 millones de pesos.

Los datos de septiembre evidenciaron varias cosas. Por un lado, que el ritmo de crecimiento del crédito a las empresas se incrementó fuertemente en los últimos meses: mientras crecían de manera interanual a 9,7% en enero, a 8,3% en febrero y a 6,9% en marzo, pocos meses después triplicaron su dinámica de incremento y muestran una tendencia de franco ascenso.

Por otro lado, este incremento demuestra que el ritmo de crecimiento ya se ubica por encima de la inflación, registrada en el orden de 20% a 25%, según las consultoras privadas. Esto evidencia entonces un alza efectiva en la asistencia financiera al sector productivo, aún insuficiente, pero que muestra la reversión de una tendencia con respecto a los meses anteriores.

Finalmente, la asistencia financiera a las empresas representó 53,5% de los recursos prestados al sector privado no financiero -es decir, al sector productivo y a las familias-. Este porcentaje se logró en virtud del préstamo en septiembre de 66.357 millones de pesos y 6.096 millones de dólares (24.120 millones de pesos).

Los instrumentos elegidos
Los documentos a sola firma se impusieron en septiembre dentro del crédito a las empresas, no sólo porque por su monto fueron la modalidad más utilizada -se colocaron así 50.700 millones pesos, cerca de 55% del total destinado al sector productivo-, sino también porque mostraron un incremento interanual del orden de 41%, muy por encima del promedio.

Tras esta modalidad estuvieron los adelantos en cuenta corriente, mediante los cuales se colocaron 20.800 millones de pesos, pero cuya tasa de crecimiento fue del orden de 8,9%.

Al consumo
Los préstamos destinados al consumo de las familias también mostraron un alto incremento (26%), ya que ascendieron a 79.000 millones de pesos. Aquí, la modalidad más dinámica fueron las tarjetas -cuya utilización creció 44%- y los préstamos personales -que aumentaron 25%-.

Ganancias bancarias

–  El Banco Central difundió ayer su Informes sobre bancos relativo a agosto de 2010. De allí surge que en los ocho primeros meses del año los bancos tuvieron una rentabilidad de 4.726 millones de pesos, una cifra por debajo de la obtenida en todo 2009 -6.244 millones-, pero ya por encima de la lograda en el buen 2008 -4.377 millones-.
–  Con respecto a los ocho primeros meses del año pasado, las ganancias de los bancos se incrementaron 28%.

Artículos destacados