Frutas y verduras bajaron, según los datos oficiales

Según informó el Indec, el incremento del costo de vida fue sólo del 0,5% en febrero (en enero había sido del 0,9), impulsado en especial por la suba del 1,1% en alimentos y bebidas. En tanto, los precios mayoristas aumentaron 0,8% como consecuencia de un incremento del 1,1% en productos primarios y del 0,6 en productos manufacturados y energía eléctrica.
Para el organismo, los precios de las frutas bajaron 2,6 por ciento promedio y los de las verduras retrocedieron 0,6 en febrero. Los alquileres son los que más subieron, un 2,1 promedio. Esta medición no incluyó el incremento de precios que la carne, la papa, las verduras de hoja y los estacionamientos tuvieron en los últimos días.
Por su parte, el costo de la construcción tuvo un alza del 0,6%, con una suba del 0,8% en Materiales, del 0,2% en Mano de obra y del 1% en Gastos generales.
Entre los que más subieron estuvieron Alimentos y bebidas (1,1%), Vivienda y servicios básicos (0,9%), Educación (0,9%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (0,7%), Otros bienes y servicios (0,6%) Atención médica y gastos para la salud (0,4%) y Esparcimiento (0,1%). Según el Indec, los bienes tuvieron una variación del 0,4%, mientras que los servicios registraron un incremento del 0,6%.

Impacto

Los trabajadores del Indec realizaron un “abrazo simbólico” al edificio “en repudio a la manipulación de los índices”, y advirtieron sobre la “falsedad” del IPC.
Por otra parte, el costo de vida difundido cayó mal en los mercados, y los bonos que ajustan por inflación operaron en baja. Los bonos locales descendieron también en medio del temor que aún despierta la recesión en Estados Unidos.
La inflación oficial es apenas la mitad de la calculada por las consultoras privadas (1%), que atribuyeron el impulso a una suba significativa en alimentos.

Artículos destacados