Fracasó la licitación por los residuos y la Comuna se hace cargo del servicio

El Ejecutivo municipal envió un proyecto al Concejo Deliberante para crear la empresa Córdoba Recicla Sociedad del Estado (Crese) y declarar la emergencia ambiental, previo a tomar a su cargo el servicio de recolección, barrido, limpieza y disposición final de los residuos en la ciudad.
Paralelamente, la Comisión Evaluadora de las propuestas para licitar el servicio dejó sin efecto el concurso público del que participaban las empresas Cliba y Covelia.
El proyecto de Ordenanza que tomará estado parlamentario en sesión especial convocada para hoy por la tarde, sería debatido en primera lectura el martes 11 y sancionado el 25 de noviembre, previa audiencia pública.
En tanto, el lunes próximo, el Municipio llamará a licitación para la compra de 30 camiones cero kilómetro en el marco de la inminente municipalización total o parcial del servicio.
La iniciativa para crear la nueva empresa estatal, en análisis desde hacía tiempo, se desencadenó en las últimas horas luego de la decisión de Cliba de discontinuar el servicio ante la falta de pago del municipio. Ese día caducará el contrato por 30 días firmado con la Comuna, prórroga de emergencia que se viene renovando mes a mes toda vez que el contrato original y la extensión prevista ya vencieron hace tiempo.

En ese marco, las partes negociaban anoche la posibilidad de una nueva prórroga por 30 días hasta que el Municipio pueda hacerse cargo del servicio. Cliba quedaría luego con la recolección de la zona centro y sur por otros 90 días.
Vencido ese plazo, la Municipalidad evaluará -lo hará previamente- si convoca a una nueva licitación o directamente sostiene toda o una parte del servicio.
En caso de no acceder Cliba a continuar con el servicio de manera provisional, la Municipalidad incautaría la flota de vehículos de la compañía amparada en la emergencia ambiental y como forma de sostener la prestación, cortada el lunes pasado por la noche a raíz de un paro de los casi 1.200 empleados anoticiados de su inminente despido.

Caída anticipada

La decisión de Cliba de discontinuar el servicio se produjo, según indicaron fuentes de la empresa, como consecuencia de la falta de pago de una deuda superior a los 80 millones de pesos, “el 70% generada durante la gestión Giacomino”, indicaron.
No obstante, desde el municipio cargaron contra la empresa por la actitud “desconsiderada” de dejar a la ciudad en el “desamparo”.
“Pagamos 11 millones de pesos en los últimos días”, indicó al respecto un funcionario.
Con todo, la determinación de la compañía también precipitó la decisión de la Comisión Evaluadora conformada por concejales y funcionarios que ayer y contrarreloj emitió dictamen contrario a las dos propuestas: Cliba y Covelia.

“El cash flow (flujo de caja) que habían presentado denotaba que la oferta económica iba a ubicarse incluso por encima de los 30 millones de pesos”, reveló una fuente.
En cuanto a Córdoba Recicla, la Sociedad del Estado tendrá por objeto la prestación del servicio de recolección, tratamiento y disposición final además de desmalezamiento, entre otras tareas.
La SE tendrá una duración de 99 años y un capital inicial de 50 mil pesos.
Según informaron fuentes oficiales, la nueva sociedad tomará a los empleados de Cliba en iguales condiciones laborales regidos por el convenio

Artículos destacados