Fondos buitres: viaje a la espera de una decisión clave

COMITIVA. Julián Domínguez (foto), presidente de la Cámara Baja, fue el encargado de coordinar la comitiva argentina, que incluyó a legisladores de la oposición.

Legisladores de diversas fuerzas políticas viajaron a Washington para apoyar la postura argentina, ante la inminencia de un pronunciamiento de la Corte de los Estados Unidos, sobre si toma o no el caso.

La Corte Suprema de Estados Unidos decidiría en los próximos días su postura sobre la disputa judicial de Argentina con los fondos buitres respecto de la deuda de 1.300 millones de dólares que el país deberá pagar si el máximo tribunal estadounidense opta por no mediar en el litigio. Las posibles fechas para que eso suceda son el próximo jueves 12 o el lunes 16.

De este modo, se jugará una carta definitiva para el país, pues la Corte decidirá si acepta o no la petición de revisar los fallos que les obligan a pagar una suma millonaria a los bonistas que se negaron a ingresar en los sucesivos canjes de la deuda.

Se estima que puede haber tres alternativas respecto de la decisión de la Corte. La primera implica no aceptar actuar como mediador en el caso y confirmar las sentencias de las instancias inferiores, desfavorables para Argentina. La segunda posibilidad conlleva consultar al gobierno norteamericano sobre el tema. Una tercera alternativa sería, directamente, tomar el caso. Sobre éstas dos últimas alternativas se cifra la expectativa argentina.

Comitiva de apoyo
Una delegación parlamentaria integrada por legisladores oficialistas y opositores partía anoche con destino a Washington para explicitar su respaldo a la posición argentina.
Legisladores de varios frentes del arco político llevarán adelante en la capital estadounidense una importante agenda de reuniones -que se extendería por espacio de entre tres y cuatro días- con legisladores y funcionarios del Departamento de Estado, organismos multilaterales, abogados representantes de Argentina y organizaciones no gubernamentales.

Los parlamentarios consultados indicaron que el motivo del viaje conjunto está relacionado con que la amenaza de los fondos buitre «es una cuestión de Estado», en lo que representa un gesto inédito de unidad de las distintas fuerzas políticas.

La misión de la delegación argentina está coordinada por el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, quien valoró “la actitud de los diputados de privilegiar el interés de la patria. Es destacable el grado de madurez de la política argentina, que se muestra unida cuando hay una causa nacional de por medio”, agregó Domínguez.

En la organización del viaje también trabaja la Cancillería liderada por Héctor Timerman, por medio de la Embajada Argentina de Estados Unidos, que conduce Cecilia Nahon, según confirmaron fuentes oficiales.

Los diputados que integran la delegación argentina son, además de Domínguez, Juliana Di Tullio, Roberto Feletti, Rubén Uñac, Eric Calcagno, Guillermo Carmona, Omar Perotti y Carlos Heller, por el Frente para la Victoria y Nuevo Nuevo Encuentro.

Tambien serán parte de la comitiva, el jefe del bloque Frente Renovador, Darío Giustozzi; el secretario de la comisión de Finanzas, el macrista Federico Strurzenegger; el presidente del bloque Compromiso Federal, Lino Aguilar; y Martín Lousteau, diputado de SUMA+UNEN.
Por el lado de los senadores estarán Gerardo Zamora, Miguel Pichetto, Ruperto Godoy, Marcelo Fuentes y Adolfo Rodríguez Saá.

Artículos destacados