FMI amplía financiamiento en US$7.100 millones y el BCRA endurece política monetaria

El ministro Dujovne explicó que los desembolsos previstos para este año se elevan de US$6.000 millones a US$13.400 millones, y que para 2019 pasan de US$ 11.400 millones a US$22.800 millones. El fondeo no tendrá caracter de precautorio, por lo que podrá incorporarse al Presupuesto. El Central, en tanto, anunció una banda de flotación del dólar y emisión cero para controlar la inflación

El Gobierno cerró ayer un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por el cual se ampliaron los desembolsos de éste en 7.100 millones de dólares, sumando así 57.100 millones de dólares en total si se tienen en cuenta los ya anunciados en junio pasado, dinero éste que no tendrá carácter precautorio sino que podrá incorporarse al Presupuesto.
A cambio, el Gobierno se comprometió a lograr el equilibrio fiscal el año próximo (tal como está estipulado en el Presupuesto que ingresó al Congreso), permitir la flotación del dólar dentro de una banda inicial de entre $34 y $44, no ampliar la base monetaria hasta junio próximo y a mantener los desembolsos en asistencia social por encima de 1,2% del Producto Interno Bruto (PBI).
El anuncio del “reacuerdo” con el Fondo fue hecho por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, junto a la directora-gerente de la entidad, Crhistine Lagarde, en una conferencia de prensa, en Nueva York.

Dujovne explicó que este “nuevo acuerdo es para fortalecer el Programa Stand-By (SBA)” aprobado en junio.
Según detalló, “para lo que resta de 2018, los desembolsos previstos se elevan de 6.000 millones a 13.400 millones de dólares, mientras que para 2019 pasan de 11.400 millones a 22.800 millones de dólares”.
Dujovne destacó, además, que “estos fondos ya no tienen carácter precautorio como establecía el acuerdo original sino que podrán ser plenamente utilizados como soporte presupuestario”, y que se desembolsarán en la medida en que el Gobierno cumpla con lo pactado.
Por su parte, Lagarde destacó que “el Fondo mantiene su compromiso de ayuda para Argentina” y especialmente “la ayuda social”. En este último punto, se acordó que para proteger a los sectores más vulnerables, el gasto en asistencia social “deberá mantenerse por encima de 1,2% del PBI”, destacó Lagarde. El acuerdo prevé un incremento de hasta 0,2% del PBI en la asignación presupuestaria para el gasto social, de ser necesario.
“Estamos convencidos de que Argentina esta muy sólida, sobre todo porque el tipo de cambio es muy competitivo para impulsar las exportaciones”, dijo Dujovne en la conferencia de prensa.

Con banda de flotación
Luego del anuncio, el nuevo presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Guido Sandleris, divulgó la nueva política cambiaria y monetaria de la entidad, que establece la libre flotación del dólar en una banda de entre $34 y $44, y la decisión de que la base monetaria “crezca cero” hasta junio del año próximo.

“Nuestro objetivo es achicar la inflación”, dijo Sandleris, y explicó que lograr esa meta es posible porque desde junio de este año, el Banco Central ya no financia el Tesoro” por el equilibrio fiscal comprometido.
Además, indicó se mantendrá la flexibilidad cambiaria, “lo cual permite una rápida adaptación” a los shocks externos, aunque reconoció que “el tipo de cambio” genera expectativas inflacionarias en Argentina.
En este marco, el dólar oscilará sin intervención del BCRA en una franja “y se ajustará a una tasa de 3% mensual hasta fin de año”.
En caso de que la cotización supere el máximo establecido -$44-, el Central “sólo venderá hasta 150 millones de dólares por día, y los pesos producto de esa venta se retirarán del mercado”, para desalentar la inflación. Por el contrario, si baja de $34, el BCRA “saldrá a comprar y destinará esos dólares a recomponer reservas”, se indicó.

Artículos destacados