Firman nuevo acuerdo lácteo con mayor aporte industrial

Luego de veinte días sin acuerdo marco para el intercambio de leche fluida a boca de tambo, la presidenta Cristina Fernández firmó ayer un nuevo convenio con productores e industriales, y fijó en un $1 el precio del litro hasta fin de año.
Si bien la medida se dio dentro de los términos en los que estaba estipulada, según indicaron a Comercio y Justicia desde la Cámara de Productores Lecheros de Córdoba (Caprolec), para los referentes de las industrias lácteas resulta “imposible” hacer frente a estos nuevos costos, teniendo en cuenta la realidad de sobreabastecimiento y la caída de precios internacionales.
Así le indicó a este medio una calificada fuente del sector quien aseguró que sólo tres empresas rubricaron el acuerdo impulsado por la Presidenta, entre ellas las dos principales marcas con sede en el país. En ese marco, el único beneficiado parece ser el propio Gobierno.

Es que la nueva resolución establece que la industria pagará a los tamberos un 6,38% más por sobre el monto actual, al haber pasado de $0,94 a $1 por litro de leche.
En tanto, los productores resignaron también, al rubricar el convenio, un 5% del monto total de lo que percibían por el litro de fluido hasta el 30 de setiembre pasado.
Juan Trossero, titular de Caprolec, explicó que “a partir del nuevo acuerdo, el Gobierno deja de compensar a los productores con el $0,102 por litro que se estableció originariamente por julio y agosto, y que el 4 de setiembre se prorrogó hasta finales de ese mes.
En tanto, por parte de las usinas lácteas, Ernesto Arenaza, gerente de Relaciones Institucionales de Mastellone Hermanos sólo se limitó a indicar que “ven con buenos ojos que en este contexto de crisis y caída de precios de materias primas, el Gobierno se ocupe del sector lácteo”.

En ese sentido, la jefa de Estado dijo que “el acuerdo apunta a cuidar el precio en la mesa de los argentinos e incluso cuidar la actividad fundamentalmente del productor”.
De esta manera, Cristina defendió el rol intervencionista del Gobierno y explicó que “si las cosas se complican, el Estado va a poner las cantidades necesarias para adquirir el stock que tengan los tamberos y de esta forma sostener la actividad”.
Sin embargo, no queda en claro el alcance real que tendrá el convenio debido a que la mayor parte de las usinas se negaron firmar.
Por su parte, el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, subrayó que “las industrias recibirán una compensación para mantener los precios pactados en los 16 productos para el mercado interno” y que el Estado “asume el compromiso de absorber los excedentes de leche”, estimado en “alrededor de 20 por ciento” de la producción total.
El convenio, que fija en un peso el litro de leche fluida y mantiene la tonelada exportable de leche en polvo en 3.116 dólares la tonelada, fue rubricado ayer en la Quinta de Olivos por el Gobierno, representantes de los productores de las provincias de Córdoba, Santa Fe y La Pampa, y sólo tres industrias lácteas.

Artículos destacados