Fertilizantes: consumo récord debido a cultivo de trigo y maíz

El uso de químicos creció 4,4% en 2017, respecto del año anterior, alcanzando 3,77 millones de toneladas, lo que dejó una nueva marca, según informó la Bolsa de Comercio de Rosario

Durante 2017 el consumo de fertilizantes creció 4,4%, respecto a 2016, alcanzando 3.770.000 de toneladas, lo que marcó un nuevo récord, superando el consumo de 2011, que había llegado a 3.720.000 de toneladas.
Según el informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), basado en datos de la Asociación Civil Fertilizar, del consumo total de fertilizantes durante el año pasado, 52,8% fue de fertilizantes nitrogenados (1,99 millones de toneladas), 38,6% de fertilizantes fosfatados (1,45 millones), 4,3% fueron de los azufrados (162 mil toneladas), 1,8% de los potásicos (66,5 mil toneladas) y 2,6% fue de los demás tipos de fertilizantes.
Para los especialistas de la BCR y de Fertilizar, lo que causó el aumento del consumo fue “la relativa mejora en el manejo de las gramíneas, con el cultivo de soja que fue el más postergado en cuanto a la incorporación de nutrientes debido a la aplicación de dosis muy bajas como al bajo porcentaje de área fertilizada. En este contexto, aún queda mucho por hacer para alcanzar una óptima reposición de nutrientes y achicar las brechas productivas para obtener más rendimientos”.

El sector de fertilizantes ha tenido en los últimos años un destacado desarrollo en cuanto a competitividad, tecnificación y eficiencia, “desde el año 1990 en el que se consumieron 300 mil toneladas. El crecimiento respecto del año 2017 (en 27 años) fue de 1.156%, es decir, el uso de fertilizantes en la producción local se multiplicó por poco más de 12 veces en menos de 30 años. Una cifra que muestra un progreso muy destacado”, comentaron desde la entidad.
El incremento del uso en 2017 fue motorizado por trigo y maíz, con 58% del consumo que se concentró en ambos cereales, mientras que la soja absorbió 14%, se indicó.
En campañas agrícolas con la vigencia de las retenciones, estas cifras eran diferentes, ya que el trigo y el maíz alcanzaban 44% del fertilizante consumido, y la soja 24%. Y la explicación a este escenario, es que con la aplicación de retenciones y trabas para la exportación, había una menor superficie con cereales.

Consumo en 2018
Otros datos que aporta el informe de la BCR, son los relacionados al consumo de fertilizantes en lo que va de este año, con cifras que muestran una tendencia positiva.
En el primer cuatrimestre, y en la comparación interanual, el consumo aumentó 6,3%. Los fertilizantes nitrogenados registraron una suba del 12,8%, mientras que los fosfatados cayeron 7,2%, lo que está relacionado a la sequía que afecto a la soja durante los primeros meses de este año.

Artículos destacados