Fernández confirmó que la economía se resentirá por la cuarentena obligatoria

El Presidente de la Nación brindó una conferencia de prensa para explicar las razones de la medida. Habrá amplio control de las fuerzas armadas y de seguridad. Se informarán medidas para aliviar la situación de monotributistas y del sector informal

Luego de una extensa reunión con todos los gobernadores de las provincias, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, dio ayer una conferencia de prensa en la que confirmó la entrada en vigencia de la medida “excepcional” de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” que entró en vigencia a hora cero de hoy, con el objetivo de evitar una propagación exponencial del Covid-19 en la población durante los próximos quince días.
La disposición se materializó mediante la firma de un decreto de necesidad y urgencia (DNU), luego de que esta semana el Gobierno nacional informó sobre distintas medidas preventivas sanitarias e implementó otra medidas para morigerar el impacto que la pandemia tendrá en la economía nacional.
La cuarentena será hasta el 31 de marzo próximo, aunque se estima que si la situación no evoluciona favorablemente a los cálculos del Gobierno nacional podría extenderse por otro período similar.
En este marco, el 2 de abril (feriado por la Guerra de Malvinas) se adelantará al martes 31 de marzo y el lunes 30 será feriado «puente».
“Hemos tomado el toro por las astas desde el comienzo y nos hemos abocado a esto. Dios nos dio una oportunidad que es darnos tiempo para poder prevenir el avance del virus”, indicó Fernández al inicio de su alocución.
“En estos días dictamos unas 30 medidas de todo tipo, desde la suspensión de las clases hasta medidas económicas. Dispusimos también rápidamente la obligación de estar en cuarentena cuando alguien llegaba desde cualquier país de riesgo”, agregó el Jefe de Estado y enfatizó en que “la verdad es que hicimos muchos esfuerzos para que la gente comprenda”.
Sin embargo, la expansión de los casos que se registraron esta semana obligó a tomar la medida anunciada en últimas horas de la jornada de ayer, con el aval de los gobernadores.
Según especificó el primer mandatario, la medida contempla “situaciones permitidas” para que los ciudadanos puedan realizar sus actividades cotidianas, como la adquisición de alimentos y remedios, entre otros.
Por otro lado, estarán exentos de cumplir la cuarentena obligatoria sectores vinculados a actividades de gobierno, los medios de comunicación y de la economía básica relacionada con el abastecimiento de distintos productos. Los trabajadores de estas ramas serán los únicos que excepcionalmente podrán acceder al transporte público de pasajeros.
“Esta es una medida excepcional que dictamos en un momento excepcional, pero está absolutamente dentro de lo que la democracia permite”, indicó Fernández.
“Espero que hayan mejores momentos que éste en los cuatro años que me quedan (de gobierno). Pero les aseguro que me voy a poner al frente para garantizar aquellos que nos hemos propuesto, que es tratar de evitar que el ritmo de contagio se acelere”, enfatizó y agregó que el Gobierno nacional ha “calculado absolutamente todo” y que se va a “evitar que se propague (el virus) y que si se propaga lo haga más lento”.
En tanto, el Presidente aseguró que habrá un férreo control para que la medida se cumpla. El contralor estará a cargo de las fuerzas de seguridad del país, las cuales verificarán los movimientos de quienes se encuentren circulando, teniendo en cuenta que los ciudadanos que no puedan justificarse serán imputados penalmente.
“Yo confío en la responsabilidad de argentinos y argentinas”, dijo.

Anuncios
Por otro lado, en el marco de la reunión con los gobernadores que tuvo lugar este jueves, se decidió crear una Gabinete Federal que atenderá tanto cuestiones sanitarias como el monitoreo de la economía en todo el país.
“La economía se va a ralentizar y vamos a tener menos recaudación y problemas fiscales por resolver”, anticipó Fernández en la conferencia de prensa.
También indicó que en los próximos días se conocerán medidas de tinte económico destinadas al sector de la informalidad y a los monotributistas.
“Estamos preparados para hacer frente a lo que nos ha tocado, que es lo que le ha tocado a todo el mundo”, dijo y aseguró que “estamos trabajando codo a codo”.
“Vayamos a descansar tranquilos. Tenemos muchos días para cuidarnos y por delante una pelea que debemos dar como argentinos”, concluyó.

BCRA
Buscan disminuir el impacto en la cadena de pagos y disponen nuevos beneficios

Por su parte, previo a la conferencia de prensa del Presidente de la Nación, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) informó ayer nuevas disposiciones tendientes a aliviar a las pequeñas y medianas empresas y a flexibilizar parámetros para los deudores bancarios.
Según la misiva que envió el organismo monetario en la tarde de este jueves, se trata de “un conjunto de normas tendientes a morigerar el impacto de la crisis económica generada en el sector productivo como consecuencia de la pandemia de Covid-19”.
Así, “estas medidas apuntan a que el sistema financiero pueda dar más apoyo tanto a empresas como a particulares y a que no se resienta la cadena de pagos en los proìximos meses”.
En detalle, se resolvió que las entidades financieras que operan en el país podrán ofrecer una línea especial de crédito a las mipymes, con una tasa de interés anual máxima de 24%, en línea con lo que anunciaron los ministros Guzmán y Kulfas en la tarde del día martes.
“En el caso de las entidades que activen esta línea de crédito especial, el BCRA reducirá el monto de sus encajes, incrementándose aún más la disponibilidad de recursos para financiamiento”, se detalló. Con esta disposición se incrementará hasta 50% la oferta de créditos disponibles para el sector. Además, la autoridad monetaria también liberó los encajes para que los bancos puedan financiar el Programa Ahora 12 y se incentive el consumo de las familias. Para los deudores bancarios, se flexibilizarán los parámetros, extendiendo 60 días de plazo extra para las distintas categorías, con la intención de “contemplar las dificultades ocasionadas por las crisis de las diversas ramas de la actividad económica.
También, la entidad suspendió hasta el 31 de marzo las inhibiciones de cuentas bancarias al declarar inhábiles todos los días hasta esa fecha para «cualquier actuación cambiaria y financiera» prevista por el Régimen Penal Cambiario, como parte de las medidas adoptadas para paliar los efectos del coronavirus.

Carta_AlbertoFer_19-03

Artículos destacados