Fábricas textiles y de maquinarias dejan atrás la crisis

Calculan que la elaboración de herramientas aumentará 15%
Tras un 2009 para el olvido, a raíz de la mala cosecha y el impacto de la crisis internacional en las ventas externas, los fabricantes de maquinarias esperan un importante incremento de la actividad en 2010. Según el cálculo de Cámara Argentina de la Máquina Herramienta y bienes de capital (Carmahe), el sector crecerá entre 10% y 15% este año, impulsado por la demanda de la agroindustria. En el mismo sentido, el Ministerio de Agricultura de la Nación estimó que las perspectivas son buenas en el mediano plazo: las exportaciones de maquinaria agrícola ascendieron a 170 millones de dólares en 2009 y llegarán a 350 millones en 2015.

La producción de máquinas herramienta y de bienes de capital se vio resentida en 2009, a raíz del freno en la actividad que sufrieron sectores importantes como el agropecuario y el automotriz. Pero, de acuerdo con la opinión de Carmahe, la actividad mantiene un “crecimiento leve pero sostenido” desde el segundo semestre del año pasado, lo que le permitió finalizar el año pasado con un resultado positivo, una suba de 0,4% respecto de 2008.

Los sectores industriales que históricamente lideran la demanda de máquinas herramienta son el agroindustrial, el automotor y el energético. “Se espera que en los próximos meses, de mantenerse el crecimiento de la actividad industrial, las empresas comiencen a invertir en nuevas maquinarias y bienes de capital”, indicó la cámara empresarial.

Sector agropecuario

La producción de maquinaria agrícola también muestra un horizonte optimista, aunque más en el mediano plazo. De acuerdo con cálculos oficiales, las exportaciones del sector se duplicarán en seis años y pasarán de 170 millones de dólares en 2009 a 350 millones en 2015.

El sector está representado por más de 730 pequeñas y medianas empresas, de las cuales más de 90% están radicadas en el interior del país: 47% en Santa Fe; 28% en Córdoba; y 18% en Buenos Aires.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Producción de hilados y tejidos y la confección crecieron 25%
La industria textil registró un repunte interanual de 25% en su nivel de actividad en el primer bimestre del año, luego de un 2009 que requirió de fuertes medidas proteccionistas por parte del Gobierno nacional para evitar una importante caída de la actividad en el sector, por el ingreso de mercadería importada.

Según informó ayer la Fundación Pro Tejer, en el primer bimestre de 2010 la producción de hilados creció 29%, la de tejidos 16% y la actividad de la confección aumentó a un ritmo de 35%.

La entidad indicó además que durante enero y febrero se produjo un consolidado repunte en la cadena de valor textil, con un crecimiento de la inversión de 103% con respecto a igual período del año pasado.

También resaltó que la actividad del entramado productivo textil-indumentaria finalizó el año pasado y arrancó 2010 “en niveles importantes de producción y observó un notable crecimiento en las decisiones de inversión en las empresas del sector, que acumuló más de 1.500 millones de dólares en compras de bienes de capital durante los últimos cinco años”.

Aval al desendeudamiento
El presidente de Pro Tejer, Pedro Bergaglio, interpretó que esta perfomance durante los primeros meses de 2010 estuvo alentada por la “política económic

Artículos destacados