Excluyen a telefónicas del mercado audiovisual

En la recta final para debatir en el recinto del Congreso el proyecto de Servicios de Comunicación Audiovisual, la presidenta Cristina Fernández anunció ayer que las empresas telefónicas no podrán ingresar en el negocio de los medios para ofrecer servicios de cable, aunque sí podrán hacerlo las cooperativas telefónicas del interior. De esa manera modificó la iniciativa oficial a partir del pedido de buena parte de la oposición -principalmente la de centroizquierda-, que ponía reparos sobre ese punto, con la intención de que el proyecto sea aprobado con el mayor consenso posible.
Acompañada por el interventor del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto, la Presidenta anunció la decisión de excluir las telefónicas “para desterrar cualquier duda sincera que puedan haber tenido (desde la oposición) respecto de que la presencia de estas empresas pudiera haber generado un nuevo monopolio” y para no hacer lugar a “las excusas que le puedan servir para no tratar la ley”.

Antes de anunciar el cambio en la iniciativa, Cristina Fernández hizo una pormenorizada justificación de por qué el ingreso de las telefónicas figuró en el proyecto original. “Tiene que ver con la distinción entre contenido, distribución y reproducción de contenidos y con la convergencia tecnológica que, indefectiblemente, se va a dar. Sería tapar el sol con las manos no aceptarlo”, comenzó, tras lo cual agregó que la inclusión de las telefónicas en un primer momento pretendió “dotar a la sociedad de un instrumento legal que pueda permitir que se escuchen las voces de todos y se desmonopolice este sector”.

Impacto en el interior del país

La modificación que anunció la mandataria beneficiará a las 300 cooperativas telefónicas del interior, que reúnen más de dos millones de usuarios en todo el país. Justamente, la semana pasada Fecotel, la federación que las congrega, respaldó el proyecto de ley en las audiencias públicas celebradas en el Congreso.
Según expresó Fecotel en un comunicado, la implementación del proyecto “significará múltiples beneficios al movimiento cooperativo en su conjunto y a las cooperativas telefónicas en particular, al permitirles la transmisión de televisión por cable y la instalación de emisoras de radio y televisión de alcance local”, lo cual “oxigenará” sus finanzas y permitirá crear “en el corto plazo” 1.000 nuevos puestos de trabajo -técnicos y operadores- en todo el país.

Otros anuncios

Durante la conferencia, la Presidenta negó que la iniciativa oficial contemple un artículo que prevea la revisión de las licencias radiales cada dos años y aclaró que para evitar malos entendidos se modificó la redacción del artículo original. “En la propia nota del artículo se establecía que no es una revisión del otorgamiento de la licencia, sino de las cuestiones tecnológicas. Esto fue redactado nuevamente y se han superado las diferencias”, comentó.
Aclaró además que el proyecto “no incluye en ningún articulado cómo debe ser el contenido” y detalló que la autoridad de aplicación de la norma que resulte tras el debate parlamentario estará incorporada por todas las minorías. “Ahora vamos a tener un consejo federal integrado po

Artículos destacados