Eufóricos, los mercados anticiparon el acuerdo con el FMI

Mientras funcionarios del Gobierno nacional y del Fondo Monetario Internacional (FMI) negociaban en Estambul (Turquía) los términos de su futura relación, los mercados festejaron ayer por anticipado un posible acuerdo entre ambas partes: los bonos post default se dispararon 8%, y crecieron 4,6% en promedio, en tanto que el Merval trepó 1,39%, encabezado por los papeles del sector financiero. La cercanía de un arreglo mejoraría la posición del país en las negociaciones por la deuda con el Club de París e impactaría también en el financiamiento para las empresas, que en septiembre ya mostraron un alza importante en las operaciones efectuadas a través del mercado de capitales.

“Las noticias que se van conociendo con respecto al avance de las conversaciones entre el Gobierno y las autoridades del FMI alientan un mejor panorama para la economía del país, lo cual se traduce en una fuerte suba de los títulos públicos y las acciones de la Bolsa, una baja importante también del riesgo país y en una caída del dólar, que en el mercado mayorista se ubicó en 3,840 pesos”, explicó ayer Carlos Risso, director del sitio especializado NotiBancos.com.

La Bolsa porteña ayer cerró la rueda con un avance de 1,39%, en línea con los mercados externos. Los negocios realizados dejaron un resultado de 47 alzas, 21 bajas y 13 títulos sin cambios en su cotización.

Una dura negociación
Los escarceos y tironeos entre el Gobierno nacional y el FMI se dieron estos días en el marco de la Asamblea Anual del organismo y del Banco Mundial (BM), llevada a cabo en Turquía. El debate giró alrededor del alcance de la revisión de las economías que realiza el Fondo, previsto en el artículo IV de su estatuto, una práctica que en Argentina no efectúa desde 2005, cuando el país saldó la totalidad de su deuda con el organismo. La cuestión no es menor, porque está vinculada con el grado de intervención que el FMI tendrá en la política económica nacional.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En ese marco, el ministro de Economía, Amado Boudou, se reunió ayer con el director del departamento Hemisferio Occidental del FMI, el chileno Nicolás Eyzaguirre. Tras el encuentro, el funcionario argentino sostuvo que Eyzaguirre le ratificó que el artículo IV “no implica una auditoria, sino una serie de reuniones e intercambios de información para evaluar la marcha del plan económico de Argentina”. Esta sería la posición más favorable para el Gobierno nacional, que pretende permitir las visitas del organismo, pero no está dispuesto a que ellas impliquen condicionamientos u obligaciones de recetas de política económica.

El tema también formó parte de la reunión que mantuvo el titular del Banco Central, Martín Redrado, con el director gerente del FMI. Durante el encuentro, Dominique Strauss-Kahn le explicitó a Redrado el compromiso de que la revisión por parte del organismo será “estrictamente técnica”.

El funcionario del FMI “manifestó su compromiso para trabajar en favor de que dicha revisión no se politice y de que sea estrictamente técnica, focalizada en establecer la situación macroeconómica del país y en el estudio de la solidez de sus variables y de los instrumentos implementados”, destacaron fuentes oficiales.

De todas maneras, los funcionarios del FMI tambi

Artículos destacados