España aceptó posible incorporación de una empresa rusa a Repsol

El gobierno español aceptó la posible entrada de la petrolera privada rusa Lukoil en Repsol, después de haberse opuesto la semana pasada a que la pública Gazprom se hiciera con una parte del capital de la compañía hispanoargentina.
“El Gobierno ha de ser respetuoso con los intereses de la empresa y con las posibles negociaciones y la integración de otros socios”, declaró el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, después de que varios medios indicaran que Lukoil negocia con Repsol YPF la compra de 30% de la compañía por 9.000 millones de euros.
“Estamos atentos” y “velaremos por que si hay procesos de esta naturaleza (…) se hagan bien y den resultados favorables para los intereses estratégicos de España”, advirtió, aunque agregó que “es bueno que Repsol tenga bandera española”.
Lukoil, que aún no se dirigió a los medios, quiere comprar el 20% de Repsol que posee el grupo constructor español Sacyr Vallehermoso, y que anunció que quiere venderlo debido a la deuda que arrastra.
La rusa también está interesada en el 10% en manos de otros accionistas, para lo cual podría estar negociando la compra de la parte que posee La Caixa (14,2%).

Sacyr es ahora el primer accionista de Repsol (20,01%), seguido por La Caixa (14,2%), por lo que , de hacerse realidad la compra, Lukoil podría convertirse en el primer accionista, aunque en la práctica sólo tiene un derecho de veto de 10%.
El visto bueno inicial del gobierno español contrasta con el veto que expresó la semana pasada cuando el viceprimer ministro ruso, Alexander Zhukov, anunció en Madrid que la compañía rusa Gazprom, pública en más de 50%, estaba interesada en la participación de Sacyr.
Entonces el gobierno hispano respondió diciendo que “no es partidario de que empresas estatales de otros países puedan participar en empresas privadas españolas de sectores estratégicos”, en palabras de la vicepresidenta del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.
Pero Lukoil es privada, se encargó de recordar ayer el titular del Ejecutivo. Zapatero subrayó que Lukoil es “una compañía privada en que el principal accionista es norteamericano” y “la segunda compañía petrolífera del mundo”, en referencia a Conoco Philips, “es decir, 20% de las acciones de Lukoil son estadounidenses”.
Por su parte, la caja de ahorros española La Caixa reconoció ayer “contactos informales” para vender el 14,2% que posee en Repsol, pero precisó que no ha recibido “oferta concreta alguna al respecto”, hasta el momento.

Artículos destacados