EPEC: por quita de subsidios, tarifas subirían 150% promedio

ATRASADAS. Las tarifas de Generación podrían actualizarse, además de una quita de subsidios al combustible.

Ese porcentaje se reflejaría si la Nación decide eliminar los beneficios actuales que impactan sobre el valor de la energía y, además, sincera precios en función de los costos actuales de generación. La decisión se la Nación se adoptará una vez que termine de cerrar los acuerdos de congelamiento de tarifas con las diferentes provincias.

La factura promedio de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) se incrementaría entre 100 y 175 por ciento promedio en caso de que el Gobierno nacional resuelva una quita plena de subsidios a ese insumo.

El escenario fue elaborado por Comercio y Justicia con base en consultas con profesionales del mercado eléctrico al tanto de la estructura tarifaria de la EPEC.

El impacto real sobre las tarifas y su correlato en las facturas a las diferentes categorías de usuarios recién se conocerá una vez que el Gobierno nacional anuncie la decisión que, por otra parte, ya tomó para el caso del gas y el agua.

Esa determinación se informará cuando la Nación termine de firmar con las diferentes provincias el acuerdo para el congelamiento de tarifas de Distribución por un plazo de un año, a cambio de obras para esa área. Córdoba ya suscribió ese convenio 30 días atrás.
Con todo, hasta tanto se anuncie esa medida, bien pueden elaborarse diferentes escenarios posibles.

La tarifa media de EPEC se compone principalmente del valor de la energía que adquiere a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y del denominado Valor Agregado de Distribución (VAD), esto es, del rol como empresa distribuidora, con los costos que ello requiere.

Actualmente, el VAD es responsable de 70 por ciento de la tarifa mientras que el 30 por ciento restante corresponde al precio de la energía que EPEC compra a Cammesa.

Justamente, es ese último componente el que se encuentra subsidiado.

De hecho, además del atraso en las tarifas de generación que deriva en dificultades para que las compañías puedan poner en valor las inversiones en el área, las generadoras disponen de combustible subsidiado para poder producir energía.

En el caso de EPEC se suma otro elemento. Es que, desde fines de 2012, la empresa desconoce los alcances de la resolución 2016 de la Secretaría de Energía, que fijó nuevos valores estacionales para la energía. Concretamente, EPEC paga poco más de 70 pesos el megavatio/hora (MWH) cuando la resolución exigía 319,3 pesos por esa medida.

La “penalidad” a la EPEC, a diferencia de los valores fijados para otras distribuidoras, fue adjudicada en su momento a una decisión de la Nación contra Córdoba por haber avanzado en un aumento de tarifas, a fines de 2011 sin el aval de la Secretaría de Energía. Esa resolución advertía que las empresas que aumentaran tarifas sin consentimiento de la Nación recibirían como penalidad una quita de subsidios por igual monto.
EPEC llevó el caso a la Justicia y logró un paraguas legal por el que sigue aplicando aquel incremento tarifario.

En ese marco la resolución 2016 con los nuevos valores estacionales de la electricidad fue particularmente dura para Córdoba, con un fortísimo aumento que EPEC, según constaba en esa normativa, debía trasladar a los usuarios.

Entonces, la empresa provincial apeló a la misma estrategia anterior. Judicializó el tema y evitó pagar el aumento estacional.

De esta manera, si Cammesa quitara el subsidio y mantuviera un costo de la energía de 319,3 pesos el MWH, el aumento del componente energía para EPEC sería de 336 por ciento.

Considerando que el componente energía representa 30 por ciento de la tarifa, el aumento promedio en las facturas de los clientes de la EPEC sería de 100 por ciento.

Con todo, puede ocurrir que Cammesa sincere los valores de la energía en general -que están desfasados desde hace tiempo- y, además de eliminar o reducir el combustible subsidiado, autorice una suba de tarifas.

En ese caso, las facturas de la EPEC podría sufrir alzas promedio de hasta 175 por ciento a raíz de un aumento en el precio de la energía superior a 550 por ciento respecto al actual.

En todos los casos, se considera una quita plena del subsidio que aparece claramente reflejado en la factura bimestral de la EPEC.

De todas formas, puede ocurrir, como en el caso del gas, que la Nación resuelva escalonamientos bimestrales en la aplicación de la suba y que, además, deje exentos a aquellos que apliquen ahorros superiores a 20 por ciento con relación a igual bimestre del año pasado, por ahora todos escenarios hipotéticos.

La empresa provincial de energía tiene 980 mil clientes entre residenciales, comerciales, industriales y grandes usuarios. Además, provee energía a las cooperativas eléctricas.

Artículos destacados