Envíos de Nación a Córdoba vuelven a caer en septiembre

Alcanzaron $8.064,6 millones, 29,6% más que en 2017. Sin embargo, si se computa el fondo sojero, el aumento fue de sólo 26,8%, en cualquier caso por debajo de la inflación interanual. Con todo, en el acumulado anual crecen 37%

Los envíos automáticos de la Nación a Córdoba alcanzaron en septiembre pasado 8.064,6 millones de pesos, 29,6 por ciento por encima de igual mes del año anterior.
No obstante, si se computan los giros por el Fondo Federal Solidario (FFS, fondo sojero) que la Nación discontinuó en agosto pasado, el crecimiento interanual de los giros es de apenas 26,8 por ciento.
En cualquier caso, las subas porcentuales se ubican por debajo de la inflación interanual. Hasta agosto, los precios habían aumentado 33,66 por ciento según datos de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia.
Aún sin datos de septiembre, se descuenta que el alza interanual será aún mayor. De ser así, la suba porcentual de los giros nacionales se ubicará entre 8 y 10 puntos porcentuales por debajo de la inflación.
Pese a la caída en términos reales de los envíos, en el acumulado anual aún se ubican por encima de la inflación.
Efectivamente, según datos oficiales, los envíos de la Nación a Córdoba suman en los primeros nueve meses del año 67.424 millones de pesos, 37 por ciento superiores a los registrados en el mismo período del año pasado, sin computar el denominado fondo sojero. Si éste se incluye en el cálculo, el alza interanual es apenas superior a 35 por ciento, casi en línea con la inflación del período.

Los giros de la Nación a Córdoba en concepto de coparticipación son claves toda vez que explican seis de cada 10 pesos que le ingresan a la Provincia.
Los envíos tuvieron una evolución muy por encima de 30 por ciento interanual prácticamente durante todo el primer semestre, con picos que incluso superaron 40 por ciento contra igual mes del año anterior.
Sin embargo, la crisis golpeó de lleno esos recursos -la mayor parte corresponde a coparticipación de los impuestos al Valor agregado (IVA) y Ganancias- por lo que, salvo el mes pasado, mostraron aumentos por debajo de la inflación.
Se descuenta que la tónica será en la misma línea hasta fin de año por lo que, con una inflación estimada en torno a 40 por ciento, más temprano que tarde el acumulado de esos ingresos terminará por debajo de la suba de precios, lo que representará una caída a valores constantes.
En tanto, la recaudación provincial de septiembre tendría una evolución similar a la coparticipación, según datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia.
De hecho, los recursos propios vienen creciendo por debajo de la inflación desde mucho antes que los giros nacionales.

Claúsula gatillo
En tanto, el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) Seccional Córdoba se declararon en “sesión permanente”. Denuncian que la Provincia no liquidó los retroactivos correspondientes a la claúsula gatillo acordada oportunamente para el pago de los haberes.
Ambos sindicatos emitieron el viernes un comunicado al respecto. Concretamente, los gremios advirtieron de que el tema quedó explícito el mismo viernes, cuando los jubilados y pensionados que debían cobrar con la suba por la aplicación de la gatillo de agosto, no lo hicieron.
Para los gremios, la decisión “constituye un claro incumplimiento del Acuerdo Salarial vigente”.
En ese marco, tanto el SEP como la UPCN expresaron su “preocupación” y se dirigieron al Poder Ejecutivo provincial reclamando el pago de la retroactividad tanto a los jubilados y pensionados como a los trabajadores activos que deben cobrar desde hoy y durante toda la semana.
“Vamos a esperar una respuesta esta semana, si no iniciaron algún tipo de acción concreta”, confirmó anoche una fuente gremial consultada por este medio.
En tanto, de la Provincia no hubo respuesta con relación a la denuncia de los sindicatos.
Tal como anticipó días atrás este medio, el acuerdo paritario firmado con los estatales incluye un apartado específico relativo a la posibilidad de revisar la claúsula gatillo en tanto y en cuanto la recaudación consolidada de la Provincia crezca por debajo del aumento salarial otorgado a los empleados públicos.

Hasta agosto pasado, la inflación medida para el Gran Córdoba había alcanzado 23,87 por ciento en lo que va de 2018.
Suponiendo que septiembre marque un récord de 5 por ciento, el acumulado en el año llegará a 30,06 por ciento.
Por ahora y aún sin conocer los datos de los ingresos propios, la recaudación se ubica por encima de ese porcentaje de inflación que debe gatillar el aumento a los estatales.
De esta forma, aún no habría motivos para activar esa claúsula de revisión que podría suspender la aplicación del gatillo.
Sin embargo, también para esa revisión es una cuestión de tiempo.
Seguramente en función de la dinámica que vienen mostrando los ingresos, y particularmente la inflación, la suspensión del gatillo o al menos su revisión podría operar ya a fines de este mes o bien en noviembre próximo.
Con todo, el SEP supone que el Gobierno ya activó esa posibilidad, sin que haya aún un motivo objetivo para hacerlo y, peor aún, de manera unilateral y sin discusión alguna.
Se aguarda una respuesta oficial para hoy, cuando comiencen a cobrar los activos.

Las paritarias firmadas con los estatales incluyen una eventual revisión de la claúsula gatillo si es que los salarios crecen por encima de la recaudación. Hasta septiembre, ese punto de inflexión aún no se verificó aunque sí podría ocurrir ya en octubre o noviembre.

Artículos destacados