En un clima general de pesimismo, crecen las expectativas de inflación

En el ámbito nacional, la suba de precios esperada por la gente para los próximos 12 meses se eleva a 30%, lo que iguala el máximo histórico alcanzado en el segundo cuatrimestre de 2008, según la Torcuato Di Tella

Pesimismo es la palabra que mejor describe el clima general reinante entre los argentinos consultados por un estudio realizado por la Escuela de Economía de la Universidad Católica Argentina (UCA) y la consultora TNS Gallup Argentina.

Y casi como sumando “más leña al fuego”, el informe de expectativas de inflación que elabora mensulamente el Centro de Investigaciones en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella, da cuenta de que la suba de precios esperada por la gente para los próximos doce meses se eleva a 30% según la mediana de respuestas, es decir según el valor que deja 50% de las respuestas antes y después de él.

No obstante y de acuerdo con la encuesta de la UCA, el Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) creció 6,3% respecto a la medición de febrero y tuvo una variación interanual positiva de 13,2%, “aunque este resultado debe ser interpretado teniendo presente que el valor de marzo de 2009 fue uno de los más bajos de la serie histórica”, según destacó el informe.

De esta manera, todos los subíndices que componen el IGEE presentaron variaciones positivas. El de situación actual fue el indicador que exhibió el mayor crecimiento (11,8%), lo que le permitió ubicarse 11,7% por encima del valor que registrara en el mismo período del año anterior. Por su parte, el subíndice de situación futura creció 1,6%, registrando un alza interanual de 12,5%. Finalmente, el subíndice de compra se incrementó 5,4%, con una suba de 15,9% en comparación con el valor observado en 2009.

Pese a este desempeño positivo, vale aclarar que, según el mismo relevamiento -realizado entre el 18 y el 24 de marzo, a 1.010 personas en 26 localidades de todo el país-, 55% de los argentinos consideró que la situación económica actual del país es mala o muy mala, y ocho de cada 10 consideró que ésta se mantendrá o empeorará en los próximos seis meses.

Asimismo, 56% opinó que hay pocos o muy pocos puestos de trabajo disponibles actualmente; y a la hora de estimar el ingreso del hogar para los próximos seis meses, 55%  piensa que éste será igual que el actual, mientras que 26% considera que disminuirá y sólo 14% que aumentará.

Finalmente, y a la hora de comparar la situación económica actual del entrevistado con la de un año atrás, uno de cada tres (36%) afirma estar peor, mientras que una proporción similar señala estar igual (41%).

Y en esto mucho tienen que ver las expectativas inflacionarias que, según la mediana alcanzaron 30% para los próximos doce meses y 32,4% si se considera el promedio, variaciones de precios que sólo alcanzaron esta magnitud (máximo histórico) en el segundo cuatrimestre de 2008.

Artículos destacados