En un año electoral, estiman que la inflación se ubicará por encima de 30%

Según un informe de la consultora Ecolatina, la suba será traccionada por el aumento de servicios públicos, las negociaciones paritarias y la incertidumbre política. El porcentaje estimado por la entidad privada es superior al del BCRA

La consultora Ecolatina estableció en un informe difundido ayer que la inflación anual superará “apenas” 30% en 2019, impulsada por el aumento en los servicios públicos, las negociaciones paritarias, la incertidumbre electoral y los movimientos del dólar. El porcentaje es más elevado del que estiman los analistas del mercado que son consultados mensualmente por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM). En la última edición de este informe que se conoció el jueves pasado, el incremento general de los precios para este ciclo se prevé oficialmente en 28,7%
En relación específicamente a los salarios, la consultora privada señaló que si bien la reanudación del proceso paritario se dará en gran medida en el segundo trimestre «ya se están poniendo en marcha cláusulas gatillo y de recomposición salarial que tendrán un impacto en los primeros meses del año».

Del informe se desprende que los servicios públicos marcarán un alza importante en el primer trimestre, en torno a 18,5% impulsados por la ambiciosa meta de equilibrio fiscal primario pautada con el Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras que los servicios privados, que registraron una suba de 34% el año pasado, también buscarán una mejora.
Por último, el tipo de cambio mantendría la calma del cierre de 2018, acumulando un alza en torno a 7% en el primer trimestre.
En este contexto, desde la consultora proyectan que la inflación ronde 8,5% en el primer trimestre del año, registrando una baja sensible frente al último cuarto de 2018 pero permaneciendo en niveles elevados.
En el segundo trimestre, Ecolatina explicó que «las presiones salariales se acrecentarían, producto del cierre de los principales acuerdos paritarios que buscarán recuperar la caída del salario real ocurrida el año pasado».
Los precios de los servicios públicos continuarán creciendo por encima de la inflación y acumularán un alza mayor a 10% en el período abril-junio, siguiendo a los anuncios realizados al cierre de 2018.

Mientras tanto el dólar, después de un año donde su cotización fue protagonista de la economía y en un período de “etapa electoral”, se estima que marcará un avance también mayor a 10% en el segundo trimestre “ajustándose de manera inversa a las chances de reelección del oficialismo”, precisó Ecolatina.
Por esta razón, para Ecolatina la inflación persistirá elevada en el segundo trimestre, acumulando casi 9% y la suba de precios alcanzaría 18% en la primera mitad de este año.
Recién para el segundo semestre, «proyectamos que la inflación intensificará su proceso descendente». Y agregaron que «si bien la dinámica cambiaria se tornaría más agitada, la divisa no se mantendría sostenidamente por encima del techo de la banda cambiaria, e incluso es posible que marque una baja en el último trimestre producto del fin de la incertidumbre electoral».
Por su parte, los servicios públicos también ingresarán en “modo electoral” y los aumentos serían prácticamente nulos para los dos últimos trimestres. Por último, pasada la temporada de negociaciones colectivas, los salarios dejarían de ser un foco de presión sobre el resto de los precios.
Por ello, estimaron que la inflación acumularía una suba cercana a 13% en la segunda mitad del año, finalizando el 2019 “apenas por encima de 30%”.

2018
Análisis de un año donde el dólar fue protagonista

En tanto, en el primer informe de este 2019, Ecolatina explicó algunas de las variables que permiten comprender lo sucedido en la economía durante el año pasado, cuando el dólar fue el principal protagonista e impulsor de la inflación.
“Según el IPC Ecolatina GBA, la inflación nacional acumuló 48% en 2018, casi duplicando al valor del 2017. De esta manera, no sólo fue la suba de precios más elevada del mandato de Cambiemos, sino que se convirtió en el año de mayores aumentos desde 1991”, indicó el documento.
Mientras en el primer trimestre del año pasado, el alza de precios fue traccionada por los ajustes de las tarifas y el tipo de cambio, a partir de abril la divisa estadounidense comenzó a escalar fuertemente acumulando hasta junio un incremento de 30%.
“De este modo, la inflación acumuló 16% en el primer semestre del año pasado, dando por tierra con la meta impuesta por la autoridad monetaria al cierre de 2017 (15%). No obstante, lo peor estaba por venir”, destacó Ecolatina en su informe.
“El fuerte salto cambiario del cierre de agosto (casi 30% en una semana) se sumó a los nuevos aumentos tarifarios y al alza de los combustibles (superior a 20%). Como resultado la inflación se disparó: la suba de precios alcanzó 13,3% en el tercer trimestre de 2018 (+4,3% promedio mensual, el registro más alto para un trimestre desde 2002), alcanzando un pico en septiembre cuando rondó 6,5%” agregó la entidad especialista en análisis económicos. Al final de este análisis, los especialistas también advirtieron de que en “ los drivers inflacionarios del año pasado hubo un gran ausente: los salarios. Los mismos habrían finalizado 2018 con un alza cercana al 30%, cediendo un importante terreno frente al resto de los precios de la economía”.

Artículos destacados