En julio vuelven a aumentar las tarifas de la telefonía celular

La revisión de las tarifas de la telefonía móvil no comprendería, en una primera etapa, los abonos fijos. “Responde a la ampliación del alcance de la tecnología de cuarta generación (4G), que posibilita mayor caudal de uso de datos y velocidad”, aseguraron fuentes de las prestadoras con mayor participación en el mercado.

A partir de julio, Movistar incrementará el precio promedio de sus servicios de telefonía celular para planes prepago y pospago en 14%, mientras Personal aplicará un ajuste de 10,9% en sus servicios de carga virtual. Claro aún no comunicó si cambiará sus tarifas.
Movistar y Personal resaltaron que “no se trata de aumento de tarifas sino de un rebalanceo de los precios por la mejor propuesta en la prestación de los servicios para los que se mueven con aparatos de última generación, como 3G y 4G.

Las prestadoras aseguran que el rebalanceo tarifario se corresponde con mayor oferta de servicios.

Los aumentos que Movistar informó a sus usuarios a partir del 2 de julio -en promedio, 14%- se verán reflejados en la factura de agosto, pero “algunos planes y servicios básicos no serán alcanzados”, destacaron fuentes de esa empresa.

Mientras que en el caso de Personal, del grupo Telecom, informaron que “no habrá ajuste en los abonos con factura pero sí en los prepagos: a partir del 25 de julio los planes con tarjeta, acompañando las tendencias del mayor consumo de datos que realizan los clientes a partir del despliegue de las redes 4G, readecuarán su plan llevando la cuota de datos diaria de 30 megabites a 50 MB, es decir que los clientes tendrán 67% más de capacidad para navegar. Dichas modificaciones implicarán un aumento de 10,8% en promedio, para unos 15 millones de clientes”.

El mercado móvil local se distribuye entre Claro (América Móvil), con 21 millones de líneas; Personal (Telecom), 20 millones; Movistar (Telefónica), 20 millones; y otros se reparten el 5% restante del mercado.

Artículos destacados