En el segundo trimestre las ventas de autos a Brasil sostuvieron la producción

Tras la profundización de la crisis económica mundial, a partir de setiembre de 2008 las exportaciones de autos argentinos cayeron abruptamente, tanto a Brasil -el principal mercado- como al resto del mundo. Pero en el segundo trimestre se revirtió la tendencia: las ventas al vecino país subieron interanualmente 11%, mientras que cayeron 73% las destinadas a otros países. De esta manera se confirmó en los últimos tres meses que el mercado brasileño resulta el principal sostén de la industria automotriz local, puesto que se dirigen hacia allí 9 de cada 10 autos argentinos vendidos al exterior.
A partir de agosto de 2008 las exportaciones de autos nacionales mostraron caídas interanuales muy pronunciadas, que se mantuvieron a lo largo de seis meses. Según un informe de la consultora Abeceb, en el cuarto trimestre de 2008 cayeron interanualmente 19,9% las ventas a Brasil y 6,7% las destinadas al resto del mundo. Durante el primer trimestre de 2009 la caída se convirtó en derrumbre, pues se redujeron 37,3% las exportaciones a Brasil y 65,2% las dirigidas a otros mercados.

Pero el segundo trimestre de 2009 resultó un punto de inflexión, porque por primera vez desde la profundización de la crisis aumentaron las exportaciones a Brasil, 11% respecto a igual período del año anterior, ubicando el promedio mensual de ventas a ese país en más de 24 mil unidades.
El repunte de la demanda brasilera resultó muy importante, en meses en que la demanda global de vehículos se contrajo bruscamente. De hecho, mientras las ventas a Brasil crecieron, las destinadas al resto del mundo cayeron en el segundo trimestre de este año 73,3%, llegando a sólo 700 vehículos por mes.

Cuota de mercado

De acuerdo al informe de Abeceb, el aumento de las ventas al mercado brasileño en el segundo trimestre generó también una consecuecia importante: permitió una recuperación de la cuota de mercado brasileño ocupada por los vehículos argentinos.
Durante 2008, la participación de los autos argentinos sobre los patentamientos de importados en Brasil osciló entre 7% y 11%, en tanto que los provenientes de otros países -principalmente México, Corea y China- ocuparon entre 3% y 5%. Pero en enero y febrero de 2009 esa inserción cayó a 3%, lo que implicó una pérdida de terreno de los vehículos nacionales frente a los fabricados en otros países, que aumentaron su participación en el mercado brasileño a 16%.

Pero en el segundo trimestre se revirtió la caída y los vehículos nacionales recuperaron su inserción, que ascendió a 8,9%. Según el informe, esto “implicó una absorción de casi el 40% de la producción de las terminales instaladas en Argentina”.
Otra consecuecia de este incremento de las ventas de autos a Brasil fue que se profundizó la dependencia de un solo mercado: los envíos al vecinos país pasaron de representar 71,4% del total exportado en 2008, a 88,7% en el primer trimestre de 2009, con un pico de 92,9% en el segundo trimestre.
Esta situación es preocupante porque, según indicó Abeceb, la principal medida impositiva de promoción del consumo dispuesta por Brasil -una reducción de alícuota al Impuesto a Productos Industrializados (IPI

Artículos destacados