En busca de crédito, Kicillof se reunió con autoridades del FMI y del BM

EN ESCENA. El ministro, de recorrido por Washington buscando recomponer relación con los organismos.

El ministro mantuvo encuentros en procura de destrabar préstamos destinados a obras públicas y desarrollo social. El sábado participará de la asamblea de ambas entidades y se reunirá con eventuales inversionistas.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, mantuvo reuniones con autoridades del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), en procura de destrabar del primero de los créditos destinados a obras públicas y desarrollo social, y mejorar la tensa relación que el país mantiene con esos organismos multilaterales.

El titular del Palacio de Hacienda se encuentra en Washington, donde permanecerá hasta el sábado próximo, para asistir a la asamblea de primavera del FMI y el BM, además de mantener reuniones con directivos de empresas norteamericanas radicadas en el país para atraer posibles inversiones.

Kicillof inició su agenda de trabajo con un encuentro con autoridades del BM, en el que se analizaron los avances en la cartera de créditos financiados con apoyo de ese organismo «vinculados al desarrollo social y de infraestructura de la Argentina», informó en un comunicado el Ministerio de Economía.

De acuerdo con la información oficial, Kicillof también participó de la Reunión de Ministros de Economía del Grupo de los 24 (G24), foro intergubernamental que tiene como objetivo la coordinación de posiciones entre 24 países en desarrollo pertenecientes a África, América Latina y el Caribe, Asia y Medio Oriente, sobre asuntos monetarios y financieros internacionales.

Previamente, mantuvo una reunión con el director del G24, Amar Bhattacharya, y otra con el presidente de la Reunión de Ministros del Grupo de los 20 (G20) y secretario del Tesoro de Australia, Joseph Hockey, país que durante este año tiene la titularidad de ese foro internacional.

Relaciones complicadas
La cartera de Economía informó que Kicillof se reunió con autoridades del FMI, «con quienes abordó diversos temas de la agenda de las reuniones de (la asamblea de) Primavera».

En ese encuentro, el ministro analizó las relaciones tensas que el país mantiene con el organismo internacional de crédito desde 2006, año cuando canceló la deuda con el organismo y desde el que viene rechazando la revisión de la economía, como dispone el Artículo IV de los estatutos del FMI.

Argentina intenta mejorar las relaciones con el FMI para llevar adelante la negociación de la deuda con el Club de París, una de las medidas que facilitaría al país la vuelta a los mercados internacionales de crédito.

Para avanzar en esa negociación, el FMI exige que Argentina vuelva a someter el análisis del estado de su economía a lo dispuesto por el artículo IV.

Argentina morigeró las relaciones con el organismo luego de obtener el aval para los nuevos indicadores de precios y de medición del producto interno bruto, aunque el FMI criticó duramente este martes la política económica, que comparó con la situación que vive Venezuela.

Deudas soberanas
En los encuentros de ministros de Economía del G20 y G24, Kicillof defendió las políticas que aplica Argentina «en cuanto a la defensa del empleo, el fortalecimiento de la demanda agregada, la reducción de las desigualdades y la sustentabilidad de las deudas soberanas», informó el Palacio de Hacienda en su comunicado.

Resaltó también en esos encuentros «la importancia de impulsar la demanda agregada para alcanzar una recuperación sostenida de la economía global, así como las prioridades de creación de empleo y reducción de la desigualdad, como ejes de un desarrollo sustentable en el largo plazo», según el comunicado del Ministerio de Economía.

Advertencia del economista jefe del Banco Mundial
Reclaman «ajustes macroeconómicos» a Argentina para amortiguar choques

El economista jefe del BM para América Latina, Agusto de la Torre, advirtió de que Argentina necesita «ajustes macroeconómicos» para enfrentar los problemas que identifica ese organismo.
De la Torre agregó que Argentina «se ha destacado en los últimos 12 años por ser un país de vigoroso crecimiento pero, comparado con otros de la región, no ha ido construyendo capacidad de amortiguación contra choques».

El funcionario del Banco Mundial formuló declaraciones horas previas de la reunión que el ministro de Economía, Axel Kicillof, mantuvo con las autoridades de la entidad para analizar la línea de créditos que destinará a Argentina.

El economista sostuvo que Argentina «requiere en el corto plazo ajustes macroeconómicos» para poder enfrentar la volatilidad y la delicada situación de la economía internacional.
De la Torre dijo que «una prioridad importante en Argentina va a ser construir capacidad de amortiguación y eso requiere en el corto plazo ajustes en la parte macroeconómica, la combinación de políticas fiscales y monetarias».

El economista elogió la capacidad de crecimiento de Argentina pero advirtió de que el país tiene que mejorar «la confiabilidad de sus instituciones para que los inversionistas locales e internacionales puedan hacer apuestas a largo plazo».

Bonistas enojados

Bonistas enrolados en la American Task Force Argentina (ATFA) cuestionaron la «falta de transparencia del gobierno argentino». Durante una teleconferencia con periodistas, la ATFA advirtió sobre las «noticias recientes de que Lázaro Báez, un allegado cercano y persona de confianza de la presidenta Cristina Kirchner, está utilizando el estado de Nevada para lavar fondos robados al Estado».

Un miembro de ATFA, NML Capital, está buscando una orden del tribunal «para exigir a 123 compañías afiliadas con Báez a producir documentos que podrían ayudar a localizar activos estatales robados a la Argentina», señaló la ATFA. «Los vínculos de Báez con la presidenta de la Argentina son bien conocidos», denunciaron.

Recordaron que Báez está siendo investigado por fiscales argentinos por «malversar más de US$ 65 millones de fondos estatales y transferir esos fondos fuera de la Argentina a través de sus compañías en Nevada y en otros lugares». Sostienen que “si Báez es condenado por malversación, cualquier fondo robado sería propiedad de la Argentina y en consecuencia, podría ser utilizado para cumplir con sentencias judiciales en los EE.UU. a favor de NML», agregó.

«La Argentina ha utilizado complejas estratagemas para cubrir sus activos, y los tribunales la han acusado de actuar en mala fe con respecto a este punto», dijo Robert Shapiro, presidente de ATFA.

 

Artículos destacados