En Brasil remarcan que no hubo acuerdo por la financiación

FINANCIACIÓN. Brasil busca resolver el problema “financiero” de Argentina para incrementar envíos.

Brasil y Argentina no lograron llegar a un acuerdo sobre el sistema de garantías para el financiamiento de exportaciones”. Con esa afirmación inicia su crónica el diario Folha de São Paulo, con una visión un tanto más pesimista que la lectura que se hizo en Argentina.

El periódico señala que Brasil propone un sistema de garantías para prestamos por hasta US$3 mil millones al año a Argentina, y en contrapartida, exige al país asumir las deudas con el exportador brasileño, para “eliminar el riesgo cambiario del comprador”. Con este mecanismo, el importador pagará directamente al Banco Central, el cual “tendrá un plazo de hasta cuatro meses para saldar la deuda con la compañía brasileña”.

Otra de las modalidades sugeridas por los brasileños fue la “emisión de títulos del Gobierno argentino para los importadores, de modo tal de asumir las oscilaciones del cambio hasta el momento del pago”.

La crónica también remarca el faltante de dólares del Gobierno argentino, situación a la cual le adjudican las “dificultades de los importadores para cancelar sus deudas”. En tal sentido, Folha de São Paulo insiste con la alternativa del sistema de garantías para “destrabar las líneas de financiamiento privada” y señala que “las operaciones estarán limitadas a mil millones de dólares cada cuatro meses, a través del Fondo de Garantía a las Exportaciones, del Ministerio de Hacienda”.

La mayor parte de esa línea de crédito será utilizada por la propia industria automotriz brasileña, que representa 60% de las exportaciones a Argentina y viene sufriendo con la caída en los envíos desde inicios de año.

Artículos destacados