En 2019, la venta ilegal en el centro de la ciudad creció 21,4%

COMERCIO INFORMAL. La Cámara de Comercio relevó la incidencia de este flagelo en el centro de la ciudad.

La Cámara de Comercio de Córdoba realizó un relevamiento en el que pudo constatar la presencia de 71 manteros, 43 carros y 33 puestos de artesanos, todos guarismos por encima de los registrados el año pasado. Además, alertan sobre la migración de vendedores informales a otras zonas de la Capital

La venta informal en la zona céntrica de la ciudad de Córdoba se incrementó 21,4% en 2019, respecto del año anterior, de acuerdo con un relevamiento que realizó la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC) y que dio a conocer a funcionarios de la Municipalidad, según la información difundida ayer.

Así las cosas, mientras en 2018 contabilizaron en el área central 121 asentamientos, entiéndase por ellos a los espacios individuales informales, compuesto por manteros, carros y artesanos, el año pasado se observaron 147.

“El año 2018 marcó un promedio de 121 asentamientos, el mínimo histórico en el rango de años analizados”, informó la CCC al tiempo que reconoció que, pese a que en 2019 se registrara un incremento interanual del 21,4%, fue otro de los años de menor cantidad de asentamientos de venta informal en el centro de la ciudad.

Por otra parte, la entidad admitió que los resultados de este relevamiento se obtuvieron en diciembre de 2019, “cuando los propios funcionarios salieron a las calles para la época festiva a controlar la presencia de puestos”.

 

El detalle de los puestos

De acuerdo con el relevamiento, en diciembre del año pasado se observaron 71 asentamientos de manteros, esto es 24,5% por encima de los 57 registrados en el año anterior.

Por su parte, a fines de 2019 se encontraron funcionando 43 carros, lo que muestra un aumento de 10% respecto de lo los casi 39 del año previo.

Finalmente, se vieron 33 puestos de artesanos, 33% por sobre los 24 del año anterior.

“Los manteros representan la mayor cantidad de asentamientos en el centro de Córdoba, seguidos por la presencia de carros”, indicó la CCC.

Teniendo en cuenta los rubros, se indicó que Juguetería y Esparcimiento es el que mostró mayor decrecimiento a lo largo de los últimos años. 

“En 2019 marcó solo 15 puestos, representando el mínimo histórico con una retracción de 90% interanual”, indicó la entidad.

En cambio, el considerado multirubro fue el que registró la mayor presencia con una media que rondó los 33 puestos. Alimentos y Bebidas, en tanto, fue el menos presente con un promedio de ocho espacios.

Indumentaria y Calzado, por su parte, registró la mayor presencia con 36 puestos, marcando asimismo un incremento interanual de 48%. 

Finalmente, en cuanto a zonas, la CCC indicó que, la calle San Martín (entre Av. Colón y Humberto 1°), como también la República de Israel (entre Catamarca y Sarmiento), sufren desde hace varios años la mayor presencia de vendedores informales, mientras que las calles Obispo Trejo a la altura de Caseros muestra la mayor presencia de artesanos.

Reunión con funcionarios

La entidad destacó que tanto los funcionarios municipales como la propia Cámara asumieron en la reunión que mantuvieron el compromiso de “trabajar mancomunadamente de cara al futuro para lograr un mayor control de este flagelo que impacta en el desarrollo de la economía formal de la Ciudad”.

Nadia Villegas, directora de la entidad, comentó: “Hemos sido recibidos por autoridades de la Municipalidad que escucharon nuestra voz sustentada en un un informe que refleja la situación de venta ilegal en nuestra ciudad desde hace años. La entidad viene luchando hace décadas por erradicar esta situación y no bajaremos los brazos”. 

La CCC aportó como dato que los puestos ilegales ubicados en área central se redujeron 54% desde 2011 y hasta finales de 2019.

“Lo que permitió que se controlara en algunos períodos la venta informal fueron las intervenciones de la Cámara para que se hicieran los procedimientos de la Municipalidad donde se incautó y destruyó mercadería de dudosa procedencia. También el trabajo de la CCC en pos de la formación y capacitación de los vendedores con el objetivo de mudarlos a la formalidad, cumpliendo con las reglamentaciones”, indicó la entidad. 

Sin embargo, también alertó sobre la migración de algunas de las personas que sufrieron la incautación de su mercadería en la zona céntrica hacia otros puntos de la ciudad, donde continúan con la venta informal.

 

Artículos destacados