En 2019, la condiciones externas también impulsarán la salida de capitales

Las condiciones económicas internacionales de 2019 seguirán impulsando la salida de capitales de países emergentes hacia aquellos con mayor fortaleza económica, según las previsiones de un analista.
El proceso que comenzó el año pasado e impactó en todas las plazas emergentes se sostendrá «por varios meses» a lo largo de este año, dado el reacomodamiento de las carteras que irá sucediendo en la medida que se pagan vencimientos o cupones, indicó Lucas Láinez, socio director de Puente.
El analista agregó que, desde el año pasado, «estamos viviendo momentos de salida de flujos de países emergentes hacia los principales países del mundo, especialmente hacia los Estados Unidos. Hubo salidas de hasta US$25.000 millones de dólares y esto ocurrió por un dólar que se fortaleció y por la suba de las tasas de la Fed en 2018, y no hay previsiones actuales que nos hagan cambiar el panorama de la economía internacional y su impacto en los países emergentes».
Puente también explicó que durante los años 2016 y 2017 «hubo muchas emisiones de emergentes y de Argentina, con un mercado de capitales con mucha liquidez y mucha avidez de ir posicionándose en activos distintos de los más seguros, que son los bonos de Estados Unidos, pero en 2018 eso cambió. Y estimamos que 2019 va a ser un año parecido en ese sentido».

Láinez advirtió, además, de que este año Argentina presenta el «adicional de tener un año político y habrá mayor o menor volatilidad de acuerdo con las expectativas, hacia dónde se perfilan las distintas opciones políticas y según ello cómo se reconstruye el crédito, es decir la confianza», en coincidencia con un informe de FIEL en el que prevé una salida de capitales en el tercer trimestre del año como consecuencia del clima electoral.
«En el contexto internacional no vemos un cambio profundo que genere que en el 2019 haya una mejora de los precios de los activos argentinos» añadió, y advirtió: «Esto explica el nivel del riesgo país».
«Hay muchos inversores internacionales que están con posiciones muy importantes de activos argentinos y necesitan que comiencen a recuperar precios. Habrá un reacomodacimiento de las carteras.
Por compliance tienen permitido cierta exposición en activos de emergentes pero siguen sobreexpuestos en activos emergentes. Vamos a tener varios meses en los que los grandes inversores del mundo tienen que acomodar sus carteras y digerir eso te lleva muchos meses», indicó el analista.
Esto explica, según Láinez, «por qué no baja el riesgo país más allá de la estabilidad del tipo de cambio o del camino a la baja en las tasas de interés. Para volver a los niveles de hace un año hay que hacer las cosas bien durante muchos meses», pronosticó.

Dólar
En tanto, el peso argentino interbancario cerró el año pasado con una fuerte caída, 50,53 por ciento, un nivel cercano a la inflación prevista por analistas privados los doce meses de 2018.
En el último día hábil del año que cerró, la moneda mayorista del país habúa ganado 1,72 por ciento, a 37,65/37,70 por cada dólar en el segmento de venta minorista, para avanzar 0,24 por ciento durante diciembre.
Respecto al comportamiento de la divisa estadounidense, el economista Orlando Ferreres indicó días pasados que el dólar «está bastante cerca del valor en el que tendría que estar», aunque sostuvo que de ahora en más «debería seguir la inflación».
Pese a estas consideraciones de Ferreres, también advirtió de que «la tentación de los gobiernos es dejarlo planchado al dólar y después se encuentran con un default. El aprendizaje de esta época es que es mejor mantenerlo aproximadamente a los mismo niveles que la inflación».
Por último, proyectó que la inflación durante 2019 superará 2% mensual.

Artículos destacados