Embiste Rentas: denuncia penal a cinco grandes por evasión de $50 millones

Amparada en la Ley Penal Tributaria, accionó contra grandes contribuyentes por supuesto delito. Supone incumplimientos varios, entre ellos como agentes de retención o percepción. Revuelo entre estudios jurídicos por el sorpresivo giro

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

La Dirección de Rentas avanzó en las últimas horas con la interposición de al menos cinco denuncias penales contra grandes contribuyentes por supuesta evasión por más de 50 millones de pesos.
El dato, al que tuvo acceso Comercio y Justicia, generó sorpresa entre el acotado número de empresas que tributan por convenio multilateral y particularmente entre los estudios jurídico-contables que las asisten.
La estrategia es clara y no tiene retorno. Empujada por las necesidades en un contexto de carencia, el Fisco provincial resolvió una avanzada sin precedentes que involucra a grupos de reconocida trayectoria y de conocimiento público. Sin embargo, hasta anoche, este medio no pudo conocer el nombre de las compañías denunciadas.
Se trata no ya de atrasos en los pagos (en rigor también se apunta en esa línea) sino ahora de hechos delictivos que tienen consecuencias de otro tenor.
Las denuncias se hicieron al amparo de la Ley Penal Tributaria. De encontrarse responsables, la norma prevé penas contundentes y no ya agravantes tributarios como podría implicar eludir o bien atrasarse en el pago en tiempo y forma.

De acuerdo con datos a los que accedió este medio, las denunciadas habrían incurrido en incumplimientos de los deberes como agentes de retención o percepción aunque también omitido cumplir con la propia integración de los tributos de las que son responsables.
Además, el organismo recaudador interpuso embargos millonarios sobre bienes y cuentas de las empresas involucradas.
“Es una movida que apunta a enviar una señal al resto de que no habrá contemplaciones”, resumió una fuente de un buffet jurídico contable, interpretando la estrategia de Rentas.
En rigor, llama la atención que contribuyentes con una fiscalización especial por parte del organismo, incurran en prácticas ilegales
De hecho, sobre esos aportantes, hay un seguimiento personalizado y con particular celo por su importancia en los ingresos tributarios de la Provincia.
Baste decir que, según datos informados en la página de Rentas, hay 5.800 grandes contribuyentes sobre unos 200 mil que conforman el padrón de Ingresos Brutos. Sin embargo, esos aportantes -que representan apenas menos de tres por ciento del total- explican más de 80 por ciento de la recaudación del tributo.

En ese marco, resulta evidente el interés fiscal que tienen esos contribuyentes que tributan por Convenio Multilateral.
En tanto, son poco más de 1.500 los contribuyentes nominados como agentes de retención, percepción o recaudación para Rentas, dato actualizado a junio de 2018, según el último listado disponible por el fisco provincial en su página web.
La Provincia mantuvo hermetismo total respecto al caso. No hay datos oficiales sobre el tema pero sí admite que hay un esfuerzo extra para intentar sumar recursos por diferentes vías. De hecho, recuerda que ya desde hace tiempo se trabaja en la interposición de embargos en cuentas bancarias y bienes de diferentes deudores además de remates judiciales para poder recuperar acreencias fiscales de diferente tipo.

El contexto de las denuncias se enmarca en la caída real de la recaudación impositiva provincial
Si bien hasta ayer no se había publicado el dato de septiembre, este medio pudo conocer que la evolución de los ingresos tributarios propios habría sido de 30 por ciento respecto a igual período del año anterior. En principio, aún sin datos de la inflación interanual, se descuenta que ese aumento se ubicó por debajo de la inflación, muy superior al aumento de la recaudación.
En tanto, hasta ahora, es clave la suba de los envíos nacionales que el mes pasado crecieron por encima de la inflación.
Para peor, ayer se conoció que Cambiemos aceptó volver atrás con la ampliación del pago de Ganancias a diferentes conceptos incluidos en el salario y que en muchos casos estaban exentos.
Según trascendió, el costo fiscal alcanza 25 mil millones de pesos anuales. Se trata de fondos coparticipables que la Provincia estimaba contar desde el año próximo para neutralizar en parte la baja de Ingresos Brutos, prevista en el Acuerdo Fiscal firmado el año pasado entre la Nación y las provincias y que sigue vigente.
Por lo demás, está claro que la Provincia busca agudizar la estrategia para incrementar los ingresos. Más aún considerando el aumento en el incumplimiento en el pago de Ingresos Brutos, reflejado en la suba del padrón de Riesgo Fiscal.

Según informó este medio el 28 de septiembre pasado, la morosidad en el cumplimiento del impuesto a los Ingresos Brutos volvió a crecer con fuerza en el noveno mes del año y alcanzó a 61.264 contribuyentes, 2.867 más que en el mes anterior.
En tanto, respecto a fines de julio, el padrón de irregulares creció en 15.543 morosos. La suba -en rigor- ya venía operando de manera progresiva desde marzo pasado aunque nunca como en los dos últimos meses.
La situación obedece principalmente al impacto de la recesión, la baja en la facturación y de rentabilidad que, llegado el caso, termina ajustando con una mora en el cumplimiento de las obligaciones fiscales.
Se trata de sujetos obligados con algún tipo de irregularidad para con el Fisco, que incluye no sólo deuda sino también falta de declaraciones juradas, entre otras falencias. De hecho, desde marzo pasado, cuanto al padrón alcanzó un piso de 40.571 morosos, el número de irregulares sumó 20.693 morosos, esto es 52,5 por ciento más que en aquel momento.

Artículos destacados