El superávit fiscal del semestre registró un derrumbe del 65%

El ministro de Economía, Amado Boudou, anunció ayer que el superávit fiscal de junio pasado fue de 909 millones de pesos, lo que evidenció una reducción de 65% respecto al mismo mes de 2008. Sin embargo, a pesar de la diferencia, el ritmo de caída del superávit se aminoró en el sexto mes del año, tras el pico de 85% en mayo.
En junio del 2008 el superávit primario fue de 2.649,3 millones de pesos, tras haber cerrado en 2008 un ciclo de seis años de fuerte expansión a tasas de entre 6,8% y el 9,2%.
Tras el pago de los servicios de la deuda, Argentina registró un déficit financiero de 1.640,2 millones de pesos en junio de este año, lejos del superávit de 1.258,5 millones obtenido en igual mes del año pasado.
Por otra parte, en el primer semestre de 2009 el superávit primario presupuestario se achicó fuertemente a 7.167,8 millones de pesos, 65% menor a los 20.309,5 millones del mismo lapso de 2008.

Por otra parte, el ministro de Economía almorzará hoy con la Unión Industrial Argentina (UIA) y la titular de la cartera de Producción, Débora Giorgi, recibirá a cámaras empresarias.
Giorgi tiene previsto recibir a representantes de las cámaras empresariales para analizar la marcha del comercio y la implementación de medidas impuestas por Argentina para evitar la invasión de importaciones a precios de dumping.
Por su parte, Boudou almorzará con la dirección de la UIA en la sede de esa entidad empresarial. El encuentro será a agenda abierta.
Estos encuentros se producen antes de que el Gobierno formalice el llamado al Consejo Económico y Social, que reunirá a todos los sectores la producción.

FRENO
El ritmo de caída del superávit se aminoró en el sexto mes del año. Desde comienzos de 2009, las caídas fueron 41% en enero, 50% en febrero, 61% en marzo, 69,7% en abril y 84,8% en mayo. En junio fue de 65%.

Artículos destacados