El subsidio de $10 mil de Anses llegará a 651 mil cordobeses

Son en su mayoría jefes de hogar o integrantes de una familia. Se trata del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que pagará el organismo previsional -en principio- por única vez. Respecto a la población, representa 17,36% del total. Habrá una segunda oportunidad de inscripción

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 10.000 pesos alcanzará “en una primera etapa” a 7.854.316 beneficiarios, anunció ayer el titular del Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli.
Esa cifra representa 17,3% de los 45.376.763 habitantes de Argentina en 2020, según proyecciones oficiales a partir del Censo 2010, último dato objetivo disponible.

En tanto, el subsidio será percibido por 651.560 personas en la provincia de Córdoba. El número tiene una incidencia prácticamente similar que a escala nacional respecto de la población total, que a 2020 alcanza en Córdoba 3.760.450 habitantes. Así, en la provincia recibirá la ayuda 17,32% de la población total.
Con todo, si la comparación de quienes recibirán el auxilio oficial se realiza con base en la cantidad de hogares censados, en Córdoba superará la mitad de la cifra proyectada a 2020.
Efectivamente, de acuerdo con esas proyecciones, hoy la provincia tiene poco más de 1.170 mil hogares. Sin embargo, si bien la mayoría de los subsidios de Anses se otorga a un jefe de hogar, en otros casos no necesariamente corresponden a distintos grupos familiares.

Como fuere, la cantidad de subsidios otorgados por el organismo previsional en Córdoba suponen un número ciertamente elevado, que denota las dificultades de miles de personas o de familias para poder lograr ingresos para sustentarse en el marco de la crisis derivada de la cuarentena por el coronavirus.
Respecto al aporte, Vanoli dijo -además- que habrá una segunda oportunidad para aquellos cuyos trámites resultaron rechazados. Concretamente, “a partir del 22 de abril, los que tengan que actualizar datos” para ser incluidos en este plan, “podrán hacerlo”.
El IFE fue lanzado en los primeros días de abril por los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni, como una forma de paliar la falta de ingresos de amplios sectores que en general se desempeñan de manera informal, cuyas actividades se vieron afectadas por el aislamiento impuesto para combatir el Covid-19.

En un primer momento, el Gobierno estimó que la cantidad de beneficiarios iba a alcanzar 3,6 millones de familias. Lo concreto fue que 2,4 millones de beneficiarios de las asignaciones universales por HIjo (AUH) y por Embarazo (AUE) ingresaron de manera directa y comenzaron a percibir los 10.000 pesos el sábado pasado.
Concretamente, la cantidad de personas que se registró para percibir esta ayuda rondó 12 millones de personas. cifra que representa casi 30 por ciento de la población total del país.

El IFE “es una política que implementó el Gobierno nacional para dar una respuesta a amplios sectores de la población que están sufriendo las consecuencias económicas de esta pandemia y de esta cuarentena que afecta a vastos sectores de la ciudadanía”, enfatizó Vanoli.
Los 10.000 pesos del IFE “ya los han recibido 2,4 millones de argentinos” que son beneficiarios de la AUH o de la AUE, “y en los próximos días los van a cobrar otra gran cantidad de argentinos, como trabajadores independientes, monotributistas y empleadas domésticas, quienes se ven afectados por esta situación”, agregó el funcionario.
Vanoli se refirió de esta forma al cronograma de pagos del IFE establecido por la Anses, que comenzará el próximo día 21.

“Estamos hablando de un ingreso monetario de emergencia que es una política inédita en Argentina y en América Latina en estas circunstancias por su cobertura geográfica, su amplitud y por el esfuerzo que significa para el Estado nacional”, subrayo el funcionario.
“Los beneficiarios están distribuidos a lo largo y lo ancho de todo el país”, dijo Vanoli, quien destacó “el carácter federal de la ayuda”.
“Que más de 7,8 millones de personas accedan a este beneficio implica un gran esfuerzo del Estado Nacional, son casi 80.000 millones de pesos que el Gobierno destina como política pública para paliar los efectos de esta crisis y hacer una política anticíclica que compense la caída de la actividad económica que está sufriendo nuestro país por esta crisis mundial”, subrayó.
Vanoli adelantó que la Anses está “habilitando a partir del 22 de abril una nueva instancia para que todos aquellos que tengan que actualizar datos o han tenido una novedad personal o socioeconómica que amerite ser incluido en este beneficios, puedan hacerlo”.
“Todos los sectores económicos y personas necesitan el Estado presente, y lo estará a través de este instrumento y una serie de políticas nacionales que se están implementando”, concluyó.

Artículos destacados