El sindicato de la carne marchó en reclamo por la situación del sector

Frigoríficos. El gremio asegura que este sector industrial viene “golpeado” desde el año 2009.

La Federación reclama al juez que entiende en la causa del Frigorífico Amancay por avalar a los empresarios que obligan a los trabajadores a firmar retiros voluntarios. Advierten además, de que ya se perdieron 16 mil puestos en todo el país.

La Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus derivados se movilizó ayer al Juzgado Comercial número 64 de la Capital Federal, en rechazo a una medida judicial que afecta a trabajadores de un frigorífico, aunque sus autoridades ampliaron el reclamo al advertir que el sector está “golpeado”.

El gremio, conducido por Alberto Fantini, indicó: “Nos movilizamos para reclamarle al juez Elio Plaisant por avalar que el frigorífico Amancay obligue a los trabajadores a firmar retiros voluntarios en condiciones desfavorables para los trabajadores”.

Por su parte, Gabriel Muñoz, delegado normalizador del sindicato de la carne de Pilar, señaló que “la movilización convocó a más de 80 compañeros que exigen que se les regularice su situación”.

“Fuimos atendido por la secretaria del juez Plaisant y estamos citados para una audiencia el próximo viernes”, indicó Muñoz.

El frigorífico Amancay, que empleaba a unos 420 trabajadores, en diciembre de 2013 sufrió un incendio que provocó la pérdida de 70% de la estructura edilicia.

El gremio explicó que “a partir de esa situación la empresa se declaró imposibilitada para pagar los sueldos, y ahora está presionando a los trabajadores para que firmen un retiro voluntario”.

Por su parte, Fantini advirtió que el sector “está golpeado y que ya perdieron 16 mil puestos de trabajo desde el 2009”, en todo el país.

“Necesitamos que les den una respuesta a los empresarios y por ende a los trabajadores por la incertidumbre que genera en cientos de familias no poder llevar el sustento para vivir”, sostuvo el secretario general.

Artículos destacados