El Senado no trató el impuesto tecnológico

La sesión del Senado que se convocó para tratar el impuesto a los productos electrónicos, destinado a favorecer la producción en Tierra del Fuego, fue levantada ayer por pedido del jefe del bloque del oficialismo, Miguel Ángel Pichetto, ante la imposibilidad de conseguir quórum.
La oposición -de radicales y justicialistas disidentes- condicionó su presencia en el recinto a que la bancada oficial pusiera el número necesario de senadores para abrir la discusión. Sin embargo, según dijo Pichetto, el estado de salud de cuatro senadores oficialistas impidió que pudieran presentarse en el Congreso y, por ende, el debate fue postergado hasta el jueves próximo.

El proyecto sobre beneficios impositivos a Tierra delFuego para la fabricación de productos tecnológicos ya contaba con sanción de Diputados, por lo que el Senado, de no introducirle cambios, lo iba a convertir en ley.
La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, que estuvo en el recinto, consideró que fue “lamentable que los enojos personales estén por encima del pueblo argentino. Seguiremos esperando, pero mientras tanto hay procesos productivos sin iniciarse y tres mil trabajadores en una situación complicada”.

Artículos destacados