El Senado avaló la reapertura del canje de deuda en default

El Senado suspendió por el término de un año la denominada Ley Cerrojo, por 45 votos a 10, decisión que permitirá la reapertura del canje de deuda por más de US$ 20 mil millones.
El proyecto logró el respaldo del bloque oficialista, aliados y la UCR -en general, aunque en disidencia en uno de sus puntos- y fue criticado por el peronismo disidente y el socialismo.
En 2005, el Congreso aprobó la ley 26017, a expreso pedido del ex presidente Néstor Kirchner, para impedir la reapertura del canje y que ofertaba 65% de la quita.

La entrega de nuevos bonos a los acreedores que no ingresaron en el primer canje es el paso siguiente para que el Gobierno nacional profundice sus negociaciones para reingresar al mercado de capitales. El objetivo es avanzar antes de fin de año con la reapertura del canje con bonistas que no aceptaron la operación de 2005.

De este modo, el oficialismo logró avanzar con una parte de las leyes económicas que el Ejecutivo pretende sancionar antes del recambio legislativo del 10 de diciembre, y que se cerrarán con el tratamiento de modificación del monotributo y la prórroga de la emergencia económica la semana próxima. Ambos proyectos lograron ayer dictamen de comisión.
El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, el oficialista Fabián Ríos, afirmó que la reapertura “apunta a generar la reactivación de la inversión interna en la Argentina”.
En tanto, afirmó que “no se va a pagar comisión” a los operadores y abogados de los tenedores de bonos que se incorporen al nuevo canje.

Por su parte, el jefe del bloque radical, Gerardo Morales, destacó que la iniciativa “le va a permitir a la Argentina volver al mercado de capitales”.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

A su turno, Rubén Giustiniani afirmó que el rechazo a la reapertura de la ley cerrojo fue en línea con la postura que tuvo el socialismo en el momento del canje de la deuda debido a que consideran que es el Congreso el que debe tratar sobre la deuda externa. En ese sentido, sostuvo que la inicativa es producto de “una exigencia del Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

En tanto, el justicialista disidente Juan Carlos Romero precisó que la reapertura del canje “es una muestra de fracaso del gobierno nacional. Agotada la búsqueda de recursos en el orden interno con la plata de los jubilados, del Banco Central y del Banco Nación y abrumado por las obligaciones, ahora el Gobierno pretende restablecer la relación con el maldito capitalismo perverso”, dijo.

Emergencia
La comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado aprobó los dictámenes de los proyectos para prorrogar la Emergencia Económica por dos años y para incrementar las cuotas que se pagan en el monotributo. Ambas iniciativas se convertirían en ley la semana próxima, previo al recambio legislativo.

Artículos destacados