El revalúo pasó la primera prueba y Giacomino resignó $10 millones

El Concejo Deliberante aprobó anoche en primera lectura los proyectos de Presupuesto, Código Tributario y Ordenanza Tarifaria Anual para 2009, con cambios en el revalúo que no obstante tendrán impacto relativamente menor en relación con los ingresos extra previstos por el Municipio a partir del Inmobiliario.
Efectivamente, de acuerdo a datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, las modificaciones consensuadas y votadas ayer por el bloque del Frente Cívico respecto al proyecto original, implicarían resignar poco más del 5% de la facturación extra estimada por el Ejecutivo en concepto de Inmobiliario.

El monto se traduce en unos $10 millones al año sobre los 110 millones que se prevé facturar. No obstante, la recaudación efectiva que se supone ingresará al Fisco municipal sería el 70% del monto ideal. En ese caso, los 10 millones que en teoría se resignarían resultarían finalmente sólo unos 7 millones al año. Desde la óptica política, el aval del Concejo y principalmente la cohesión del bloque oficialista fueron considerados como un triunfo por el intendente Daniel Giacomino, según admitieron fuentes cercanas al jefe comunal.
“Creo que hasta con cambios mayores, hubiera festejado”, admitió un informante. Pero la euforia de Giacomino contrastó con la del equipo económico, más cauto a la hora del análisis. Según pudo conocer este medio, la reserva de los funcionarios llegó no tanto por el monto que se resigna como ingreso sino más bien porque entendían que la solidez del estudio presentado no merecía retoques.

El hermetismo de funcionarios y concejales sobre el costo fiscal de los cambios fue unánime. “La idea es destacar las coincidencias y no el impacto de los cambios que el bloque le hizo a un proyecto del intendente”, reveló una fuente quien en todo caso pidió rescatar que los cambios implicarán “menor efecto sobre los vecinos”.
Con todo, el aval con media lectura al revalúo resulta clave para la estrategia oficial de fortalecer los ingresos de cara a un 2009 complicado y con una nueva empresa municipal, Córdoba Recicla SE, a punto de debutar en la ciudad.

Las modificaciones

En cuanto a los cambios aplicados, tal como lo anticipara ayer este medio, el oficialismo resolvió morigerar el impacto sobre las viviendas de categoría dos y tres cuyas valuaciones alcancen hasta $200 mil.
En esos casos, tendrán una eximición de $10 mil sobre la valuación. Ese beneficio llegará a $40 mil para las viviendas de tercera categoría, toda vez que el proyecto original ya incluía un “perdón” de $30 mil para esas unidades.
Paralelamente, las viviendas de cuarta categoría continuarán pagando el mismo monto que venían abonando hasta el momento. En tanto, quienes acrediten estar desocupandos también quedarán exentos.

La otra modificación, aunque en este caso en la tarifaria y no vinculada al revalúo, tiene que ver con el artículo 146. Tal como lo adelantara ayer este medio, el oficialismo decidió acotar la posibilidad de modificar valores al Ejecutivo.
La intención del intendente Giacomino, plasmada en ese apartado, avalaba al “Departamento Ejecutivo cuando las circunstancias económicas y financieras lo ameriten, ajustar los valores monetarios establecidos en la presente ordenanza hasta un 50%”. Ahora, ese porcentaje se redujo al 20%, de acuerdo a los cambios sancionados anoche por el Concejo Deliberante.

Artículos destacados