El proyecto que elimina las AFJP evita, según Tomada, un «2001 previsional»

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró que el Gobierno nacional “ha querido evitar un 2001 previsional” al defender la eliminación del sistema de capitalización, y aclaró que “si hubiéramos dejado caer dos o tres AFJP, hubiéramos logrado un clamor para que saliéramos a salvar el sistema”. Tomada advirtió que la reforma previsional es necesaria porque “la crisis golpea la puerta de los países de la región”
El ministro participó junto al titular de Anses, Amado Boudou, del plenario de comisiones del Senado, donde se abrió la discusión del proyecto del Ejecutivo, que ya cuenta con media sanción de Diputados.
Al iniciar su exposición, Tomada dijo estar “orgulloso” de integrar un Gobierno que puede exhibir “la más sistemática política de inclusión jubilatoria de los últimos 50 años” y mencionó, los 12 aumentos jubilatorios, la inclusión de nuevos beneficiarios y las mejoras en las prestaciones del PAMI. Al mismo tiempo, exhortó a la oposición a respaldar la iniciativa y dijo que “si votáramos juntos sería un ejemplo para nuestra sociedad”.

“La toma de decisión para ser eficaz tiene que ser pronta”, aseveró al rechazar las críticas de la oposición que cuestionó la falta de debate y el apuro para sancionarlo.
Tomada puso de relieve además las modificaciones introducidas en la Cámara de Diputados y destacó el respaldo que tuvo el proyecto en la Cámara baja, donde dijo “fue apoyado por dos tercios de los votos”.
A su turno, el titular de Anses, señaló que “ya existen más de 3.700 consultas de trabajadores de las AFJP por su continuidad en el mercado laboral”, haciendo uso de la garantía dada por el Estado para que los empleados de las empresas de ese sistema no pierdan su empleo ante la desaparición del mismo.
Boudou recordó también que “en el año 97 las AFJP tenían más de 22 mil trabajadores” y que “hoy emplean alrededor de 10 mil” y puso de relieve los esfuerzos del Estado en la recomposición del sistema de seguridad social, al precisar que en 2004 los aportes eran del 5% del PBI y en 2008 ascendió a 6,9%.
Además, el funcionario de la Anses exhortó a no “comprar historias que no son ciertas” y aclaró que “cuando los países centrales tuvieron que elegir entre sistemas previsionales, optaron por el estatal”.

Artículos destacados