El precio de los alimentos se incrementó 64% durante 2018

Los especialistas aseguran que el proceso inflacionario del año que cerró fue el más profundo desde 1992, principalmente por el efecto de la devaluación del peso

La crisis cambiaria que se desató a partir del mes de mayo pasado y el profundo proceso de devaluación del peso que se registró en el año que cerró impactó de lleno en el precio de los alimentos, los cuales finalizaron 2018 con un incremento estimado de 64% en su valor, haciendo poco previsible el comportamiento que tendrán durante este año.
Así lo indicó un nuevo informe del Módulo de Políticas Económicas del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).
“La principal razón de estos aumentos es el salto cambiario exorbitante del 100%, cifra que no se observaba desde la salida de la convertibilidad”, indicó el documento elaborado por la casa de altos estudios, que agregó: “Una de las particularidades de esta megadevaluación tiene que ver con su incompleto traslado a precios. Dada la imposibilidad de la demanda interna de hacer frente a aumentos de precios tan desacoplados de las variaciones salariales, aún se verifica un efecto latente de ‘inflación reprimida’ en la economía”.

Asimismo, el informe dijo: “Del muestreo de productos cuyo precio se midió en diciembre, se encuentran aumentos promedios de 4,3%. Esto establece un piso alto para la inflación del último mes de 2018 y un consolidado proyectado para los alimentos de 64%, esto es, más de 15 puntos sobre la inflación esperada”.
En detalle, se precisó que en el último mes del año pasado se registraron subas considerables en el segmento minorista para los productos como huevos (+17,8%), yerba mate (+6,3%), hamburguesas congeladas (+6,0%), fideos secos (+5,2%), salchichas (+5,0%), dulce de leche (+4,8%) y harina (+4,4%).
Por otro lado, en el canal mayorista, el índice general se incrementó 11,2 puntos más que el alza registrada en los insumos agrícolas.
Con estas fuertes subas, la Undav comparó que “expresado en términos de canastas básicas alimentarias, en el último año las jubilaciones medias perdieron 1,6% en términos de capacidad de compra, la asignación por hijo perdió 6,6% y el salario mínimo cayó 10,2%”.
En tanto, el documento también advirtió de que si la inflación no logra llevarse a niveles más bajos en estos primeros meses de 2019, “el panorama es muy desalentador para lo que viene”. “La política del gobierno ha sido elevar las tasas de interés a niveles astronómicos para contener el dólar, inducir recesión y frenar la inflación, en la medida de lo posible. Pero el programa viene dando malos resultados, y los agentes económicos lo perciben como algo gastado”, diagnosticaron los especialistas.

Artículos destacados