El Plan Fénix reclamó un dólar diferencial al campo y la industria

En un documento que aúna críticas y apoyos al Gobierno nacional, los economistas del Plan Fénix se expresaron a favor de adoptar “un tipo de cambio diferencial”, que permita “combinar del mejor modo las actividades primarias e industriales”. Alertaron además que, ante la crisis financiera global, “no resulta conveniente” la reapertura del canje a los holdouts y de las negociaciones con el Club de París y calificaron de “correcta” la decisión de reestatizar las jubilaciones.
A través de un documento difundido en las últimas horas, el Plan Fénix -integrado por profesionales de todo el país- dio a conocer su diagnóstico y sus propuestas para la economía nacional. Esta fue su primera manifestación tras el fin del conflicto por las retenciones móviles y la implosión del sistema financiero internacional.
Para los economistas, el conflicto por la movilidad de las retenciones soslayó el debate respecto al tipo de cambio. Sobre ello señalaron que “es indispensable insistir en la necesidad de la recuperación de un tipo de cambio real de nivel competitivo, que permita contribuir al equilibrio externo y al desarrollo manufacturero exportador”.

El documento indica además que “no puede negarse” que los efectos de la crisis financiera impactarán en el país. Al respecto, señala que son necesarias “medidas de salvaguardia”, que “deben hacer pie tanto en la economía real como en el sector financiero, apuntando a preservar los equilibrios externos y fiscal, a fin de asegurar márgenes de maniobra al Estado”. También aconseja atender “al ritmo inflacionario”.
El Plan Fénix expresó también su acuerdo con la propuesta del Gobierno nacional de reestatizar las jubilaciones. Señaló que, de aprobarse en el Senado, el nuevo sistema “permitirá un nivel de ingreso futuro a los beneficiarios que el sector financiero no ha sido capaz de otorgar” y brindará “una base adicional de sustentación al Estado, en las turbulentas circunstancias actuales”. De todas maneras, advirtió que el cambio demanda “una administración criteriosa y responsable de los recursos”.

RETENCIONES
Según el Plan Fénix, el sistema de retenciones móviles rechazado por el Senado “habría sido más favorable para los productores de menor escala” y el régimen vigente “tuvo efectos relativamente neutros sobre la rentabilidad agraria”.

Artículos destacados