El PJ y el juecismo coincidieron

La Unicameral cordobesa emitió una declaración sobre el conflicto, con la particularidad que fue votado tanto por el Frente Cívico, sin su “pata” kirchnerista, como por el oficialismo, donde se habla de la “necesidad de terminar con el desencuentro entre el campo y el Gobierno por el que estamos atravesando los argentinos y dedicar todo nuestro esfuerzo a aprovechar la realidad internacional actual”.
En el escrito se sostiene: “el complejo agroalimentario resulta ser el gran motor dinamizador de la economía provincial por lo que significa para la expansión de la agroindustria, de la metalmecánica, del comercio, de los servicios, etc., por ello, implementar y defender políticas que hagan a su crecimiento, incorporación de nuevas tecnologías y expansión de sus mercados, es un compromiso irrenunciable para con nuestros comprovincianos y nuestra Patria”.

Agrega que las políticas de Estado, necesarias para incrementar la producción alimentaria, de modo que el mercado interno pueda ser sobradamente abastecido a precios accesibles para los argentinos y el excedente se exporte al mundo generando ingresos de divisas “no pueden gestarse, ni ejecutarse sin la participación activa de los gobiernos de las provincias que son productoras agroalimentarias, toda vez que el éxito de las mismas estará dado por su eficacia sustentable en el tiempo”. Según la declaración: “estas políticas de Estado sólo se logran a través del diálogo y la participación de los distintos sectores y los diversos estamentos de gobierno, alcanzando los consensos necesarios que permitan superar las divergencias con gestos y actitudes comprometidas”. Finalmente agrega “las retenciones no deben desalentar a la producción, a la vez que deben preservar la rentabilidad para los pequeños y medianos productores, sin lesionar el aparato productivo ni menoscabar las expectativas de obtener mejoras frente a la coyuntura internacional”.

Artículos destacados