El municipio de Córdoba negó deudas con Cotreco y pidió esperar hasta diciembre

El secretario de Servicios Públicos dijo que no hay pendiente ningún expediente de pago. La prestataria aduce problemas financieros por los atrasos de la comuna y amenazó con ir a la Justicia. El servicio “mejorará rotundamente”, prometió Pablo Farías. El Surrbac levantó el paro

La Municipalidad de Córdoba negó ayer que adeude pagos a la empresa Cotreco, al tiempo que prometió que el servicio de recolección de residuos “va a mejorar contundentemente” desde el 1 de diciembre próximo, cuando se inicie la nueva concesión.
Así lo indicó el secretario de Servicios Públicos, Pablo Farías, quien anoche, en conferencia de prensa, salió a poner paños fríos a la disputa con Cotreco, que había derivado en una medida de fuerza del Sindicato Único de Recolección de Residuos y Barrido (Surrbac). “La Municipalidad no tiene deudas pendientes con ninguna prestataria del servicio de recolección”, aseguró Farías.
El funcionario salió así al cruce de las acusaciones del presidente de Cotreco quien, por la mañana, había asegurado que, precisamente a raíz de los atrasos en los pagos, la empresa atravesaba “problemas financieros”, que habían derivado en problemas para abonar en tiempo y forma los haberes de los empleados.
Esa situación activó medidas de fuerza del Surrbac que, sin embargo, anoche se levantaron luego de que la empresa acreditó la totalidad del adelanto que debe abonar los días 20 de cada mes. De hecho, Busso amenazó con ir a la Justicia para corroborar esas acreencias.
Si bien el empresario evitó precisar montos, trascendió que el reclamo involucra unos 90 millones de pesos.
En rigor, Farias intentó bajar el perfil a la disputa y puso todas las fichas en el comienzo de la nueva prestación, el 1 de diciembre próximo.
“Vuelve el servicio que ya está prestado de manera deficiente en el sur (de la ciudad). Todo el esfuerzo del municipio está puesto para la prestación a partir de diciembre. Estamos al final de un contrato que está planteando dificultades, el servicio tiene que mejorar rotundamente”, prometió.
En ese marco, dijo que hubo reuniones con referentes de Cotreco y que se convino en que la empresa haga el “mayor esfuerzo” para regularizar la situación con los empleados.
En cuanto a las amenazas de Busso de ir a la Justicia, Farías dijo que es una potestad que tiene cualquier ciudadano por reclamos que considere pertinentes. Previamente, la situación había alcanzado un pico de tensión luego de que Cotreco admitió problemas financieros para afrontar el pago en tiempo y forma de determinadas obligaciones, situación que adjudicó a las demoras de la Municipalidad en acreditar los fondos por la prestación del servicio de recolección.

La tensión entre prestataria y concedente detonó ayer luego de que el Surrbac dispusio medidas de fuerza (trabajo a reglamento en capital y paro en el interior) por la falta de pago de un anticipo salarial que se abona los días 20 de cada mes. En rigor, la empresa depositó sólo la mitad de los 15 mil pesos correspondientes y sólo ayer completó el resto.
En ese marco y luego de amagar con lanzar un paro en el servicio de recolección de capital, el gremio optó por levantar la medida de fuerza.
En diálogo con Comercio y Justicia, Busso recordó que la compañía fue contratada en Córdoba para hacerse cargo de un servicio por 22 meses, que luego se convirtieron en siete años.
“Nos prometieron un contrato a largo plazo pero sin embargo siempre estuvimos con vínculos precarios extendidos por sucesivas prórrogas”, alertó.
En ese marco, recordó los fallidos intentos por licitar el servicio con una concesión firme a ocho años de plazo.
Incluso, dijo que resulta incomprensible que una licitación que se inició el marzo del año pasado, sólo vaya a comenzar con la prestación efectiva del servicio en diciembre próximo.
Busso aseguró que el municipio adeuda pagos por montos millonarios que, sin embargo, evitó cuantificar.
La deuda se origina -siempre según Busso- en la demora en la redeterminación de costos o en el pago con cheques a plazo que, en una circunstancia de alta inflación y tasas elevadas, generan un problema financiero importante a la compañía.
En ese marco, el empresario negó que Cotreco vaya a abandonar Córdoba. “Cotreco pasa a tener una participación minoritaria en UrbaCórdoba que encabeza el grupo español Urbaser”, recordó. Y en el interior, donde tiene prestaciones en distintos municipios, seguirá como tal.
“El 1 de diciembre comenzará una nueva historia con la concesión por ocho años”, señaló.

Efectivamente, de acuerdo con los plazos fijados por el municipio, en esa fecha se harán cargo las nuevas prestatarias: LUSA en la zona sur, UrbaCórdoba en la norte y Solvi-Caputo que, bajo el nombre Logística Ambiental Meditarránea, operará en el área central, según la adjudicación de la licitación realizada por la comuna oportunamente. Por lo demás, Busso desligó al gremio de la situación conflictiva y puso todo el énfasis en los atrasos del municipio. Justamente, el Surrbac emitió un comunicado en el que advirtió de que la situación endeble del sistema había sido anticipada tiempo atrás por la organización gremial.
De hecho, recordó que, en el marco de la licitación del servicio, se habían pronunciado por que fuera el Ente de Servicios y Obras Públicas (Esyop) el que tomara a su cargo parte de la prestación. También habían apuntado contra la situación finaciera de la empresa que hoy presta servicios en la zona sur.
Cotreco viene precedida de una situación financiera complicada: decenas de cheques rechazados cada semana además de una importante deuda con numerosos bancos que, sin embargo, se encuentra en su mayoría en situación regular salvo casos específicos en “situación 2”, esto es con algún atraso, según datos de la central de información del Banco Central.

Artículos destacados