El municipio licita nuevo Concejo Deliberante por $240 millones

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

Se trata de un proyecto clave para la ciudad de Córdoba. El ente concursará cuatro obras, entre ellas la sede de la viceintendencia, sala de sesiones y despachos de concejales y talleres y baterías en el predio de la ex Forja cedido por Nación. Buscan que el recinto de sesiones se inaugure con las Ordinarias del 1 de marzo

El Ente de Servicios y Obras Públicas (Esyop) será el encargado de licitar la construcción de la nueva sede del Concejo Deliberante y edificios anexos, con un presupuesto de $240 millones , parte de cuyos fondos financiaría el Banco Ciudad.

La decisión -que ya se había resuelto por un decreto del intendente Ramón Mestre, en el que se aducía que la Dirección de Arquitectura del municipio “se encuentra imposibilitada tanto técnica como operativamente en cuanto a tiempos y complejidad de las mismas para la materialización” de los proyectos. En ese marco, en las últimas horas se conoció el decreto 3559, firmado por el jefe comunal y fechado el 6 de noviembre pasado, en el que se aprueba el convenio entre el secretario de Planeamiento e Infraestructura, Omar Gastaldi, y los directores del Esyop para asumir no ya el proyecto arquitectónico -que de hecho ya había sido trasladado al ente por el decreto original- sino ahora para la ejecución de la obra de “Refuncionalización de las naves existentes en el predio denominado Talleres Alta Córdoba Ramal CC, para la construcción de la sede del Concejo Deliberante, Parque Educativo Noreste, Distrito Federal Córdoba y dependencias conexas”.

Se trata de cuatro licitaciones separadas que -en conjunto- involucran un presupuesto de $240 millones, con costos calculados a julio pasado.

Se descuenta que los oferentes que se presenten en la compulsa, propondrán valores sensiblemente superiores a los originales. En forma paralela, el municipio también aprobó por decreto los pliegos de licitación de las cuatro obras en que se dividirá el megaplán.

La intención oficial es que, por lo menos el recinto de sesiones del Concejo esté concluido y habilitado para el 1 de marzo próximo para que Mestre presida el inicio del período de sesiones ordinarias de 2019. Pero los plazos son exiguos. Todo se fue demorando por diferentes cuestiones de tipo burocrático y demás percances que derivaron en que, casi a fin de noviembre, recién se conozcan los pliegos y aún no esté la fecha del llamado a concurso.

En principio, el proyecto tiene el visto bueno del Banco Ciudad, que financiaría 75% de la obra. Por lo demás, el ente le facturará las certificaciones de obra al municipio, tal como hoy lo hace con el servicio de barrido en la ciudad. La cláusula segunda del acuerdo entre el municipio y el Esyop señala que la entidad cobrará cinco por ciento de dichos presupuestos (esto es, del monto total por el que se licite) “en concepto de costos de asesoramiento y operativos a cargo del Ente”.

Según trascendió, para la tarea del proyecto arquitectónico se contrató al arquitecto Miguel Ángel Roca, quien de hecho viene asesorando al municipio en diferentes proyectos.

Las obras

Respecto a los trabajos a realizar, si bien aún los pliegos no fueron publicados y tampoco se conocen las fechas del llamado a concurso, sí se difundieron cuatro decretos que aprueban los pliegos de condiciones de cada área. Por un lado, se licitará la refuncionalización de la casona ex Forja para la Viceintendencia. En forma paralela, la construcción de las oficinas de los concejales en Distrito Ciudadano, también la obra en Nave G del Distrito Ciudadano y, finalmente, la construcción de talleres para el Parque Educativo Noreste.

La refuncionalización de la casona apunta a un trabajo de restauración de un edificio que debe preservarse en función de su valor arquitectónico. Ese espacio albergará el despacho del viceintendente pero también será una suerte de sede del Gobierno nacional en Córdoba, según el acuerdo de cesión de los predios firmado oportunamente entre las partes.

El proyecto tiene un presupuesto a julio pasado de $16,8 millones y un plazo de ejecución de 90 días.

Respecto a la sede del Concejo y las oficinas de los ediles, se trabajará sobre cuatro galpones ya existentes a los que se les cambiará por completo la cubierta del techo además de otros cambios para poder refuncionalizarlos. El plazo de obra es de 180 días y el costo oficial de $125,8 millones.

No obstante, se intentará que el recinto de sesiones esté concluido antes y llegue para la apertura de sesiones. Los tiempos no parecen hacer posible esa alternativa. También se licitará la construcción de un Parque Educativo utilizando los galpones existentes con un presupuesto de 56 millones de pesos y 240 días de plazo de obra.

Finalmente, las baterías y talleres anexos que también aprovecharán los galpones, se edificarán en 240 días y tendrán un presupuesto oficial de 40,15 millones de pesos. Por lo demás, las demoras en lanzar las licitaciones también obedecen a los trámites burocráticos de aprobación de los pliegos que deben pasar por el Tribunal de Cuentas.

“La idea de que sea el Esyop el que encabece las licitaciones tiene que ver con la ejecutividad de los trámites para avanzar con las obras”, resumió una fuente consultada por Comercio y Justicia. La posibilidad de que el Concejo Deliberante tenga sede propia no es un tema menor y es materia pendiente desde hace décadas.

De hecho, hubo un intento por construir una sede propia en los predios del ex Mercado de Abasto que terminó judicializada por problemas estructurales de la obra a cargo de una contratista privada.

En esos años, el Concejo deambuló por diferentes espacios, el último el que ocupa en Pasaje Comercio, entre Humberto Primo y Rioja y cuyo alquiler genera una erogación importante a la comuna que hoy se sitúa por encima de los 200 mil pesos mensuales.

Aprobaron el Presupuesto en primera lectura

El Concejo Deliberante sancionó ayer, con el voto oficialista, el paquete de proyectos económicos para 2019. La oposición votó en contra.

También se sancionó una norma que fija el nuevo esquema de actualización salarial de los agentes municipales que mantendrá el espíritu de la cláusula gatillo vigente, aunque ahora con revisiones bimestrales y no mensuales.

Finalmente, se sancionó un proyecto para renegociación de contratos de obras y provisión de bienes y servicios. Apunta a dotar de un mecanismo de redeterminación de precios a determinadas obras o locaciones que no tenían esas cláusulas.

Artículos destacados