El mejor febrero de la historia en ventas de 0 km

Las ventas de vehículos 0 kilómetro superaron en febrero las 42.000 unidades, lo que representa una mejora de entre el 8 y 9% respecto de igual período de 2007. Esto lo convierte en el mejor febrero desde que las concesionarias oficiales tienen registro. Está previsto que los números definitivos sean difundidos hoy por la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).
Con esta cifra, el primer bimestre finaliza en unas 128.000 unidades, un cinco por ciento por encima del mismo período de 2007. El dato del bimestre es tomado con atención por los concesionarios a la espera de poder proyectar el nivel de ventas, que estiman en unas 620.000 unidades para 2008.
Sin embargo, se teme que la escasa financiación bancaria haga peligrar los volúmenes de ventas previstos. Mientras los bancos perdieron buena parte de la participación en el financiamiento para compra de autos (de 9,1% a 5,8%), las terminales atrajeron a los potenciales compradores por sus tasas más bajas. Las financieras asociadas a las automotrices recogieron 7.391 prendas -similar cantidad que ostentaban los bancos en enero de 2007-, un 8,8% de las ventas financiadas en el primer mes del año.
Las autoridades de Acara pedirán nuevamente el paquete de medidas que incluye el otorgamiento de créditos blandos para la renovación del parque automotor de transporte de pasajeros y de carga. La cúpula de la entidad espera ser recibida a partir de la segunda semana de marzo por el secretario de Industria, Fernando Fraguío, para presentarle su plan.

Fraguío en Brasil avanzará con el PAC
Fernando Fraguío (foto), el secretario de Industria argentino, se reunirá hoy en San Pablo con su par brasileño, Iván Ramalho, para avanzar en las negociaciones sobre el Pacto Automotor Común (PAC) acordado por ambos países y que vence el 30 de junio próximo. Ambos países comenzarán a discutir el nuevo acuerdo económico bilateral con tiempo suficiente para que el vencimiento del actual no los tome por sorpresa.
La tradicional posición brasileña es liberar el intercambio de autos lo antes posible, mientras que la Argentina aspira a postergar esa instancia hasta que ambas industrias sean igualmente competitivas. El sector automotor explica el 50% del déficit con Brasil. Fraguío reconoció que se buscará que "los autos que exportamos tengan más valor agregado, incorporando más autopartes de origen nacional".

Artículos destacados