El índice de confianza alcanzó el nivel más bajo en cinco años

El índice de confianza del consumidor marcó en junio su punto más bajo en los últimos cinco años, según el informe periódico del Centro de Investigaciones en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella.
Efectivamente, de acuerdo con el documento oficial, el indicador midió en el sexto mes del año, 39,6 puntos a nivel país, un 22,8 por ciento menos que en el mismo mes de 2007 y un 1,76 por ciento por debajo de mayo pasado.

El descenso, según consigna el informe, se produjo a raíz de la fuerte caída registrada en el ítem vinculado a la oportunidad para la compra de bienes durables e inmuebles que se precipitó un 9,5 por ciento. En ese rubro, fue particularmente importante la baja en electrodomésticos que alcanzó el 16 por ciento. En tanto, la predisposición para la adquisición de automóviles y casas se mantuvo prácticamente sin cambios respecto al año anterior.
De cualquier manera, la institución admitió que se percibió gran dispersión conforme la región del país de que se trate.
En cuanto a las expectativas macroeconómicas, el informe apuntó una suba del 2,4 por ciento mientras que la situación personal, el otro rubro que completa la confección del índice de confianza, apenas ascendió 0,5 por ciento.

Capital e Interior

El documento elaborado por la Universidad Torcuato Di Tella deja al descubierto las diferencias entre Capital e Interior. Así, la confianza del consumidor cayó en la Ciudad de Buenos Aires un 29,8 por ciento respecto a junio de 2007 y un 1,23 por ciento con relación a mayo pasado.
En el Gran Buenos Aires, la merma fue del 18,9 por ciento y el 0,31 por ciento, respectivamente, mientras que en el interior del país, el descenso fue del 25,8 por ciento y el 4,57 por ciento, con relación a 2007 y a mayo último.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Asimismo, la medición arrojó que la confianza es levemente más alta entre los sectores altos respecto de los de menor poder adquisitivo, principalmente en relación con la compra de bienes durables.
El trabajo incluyó un relevamiento entre el 1 y el 10 de junio, precisamente en pleno conflicto entre el Gobierno y el campo, con consecuencias concretas sobre la actividad económica y de la sociedad en su conjunto.

Artículos destacados