El Ieral prevé un escenario productivo recesivo este año

Gustavo Reyes. El economista considera probables una inflación de entre 36 y 49% para este año.

Es el comienzo de “la película” que ven los economistas de la Fundación Mediterránea después de la devaluación de enero, la inflación que se aceleró en los dos primeros meses, la suba en las tasas de interés, la caída en la confianza de consumidores y una economía que venía debilitada.

En el primer almuerzo de coyuntura del año, el economista Gustavo Reyes, director del Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de Mendoza, detalló que el escenario más probable para la economía argentina durante 2014 es de recesión.

“Se vio un fortísimo ajuste en la economía, que fue consecuencia de la devaluación que aplicó el Gobierno nacional en enero pasado; la aceleración de la inflación -que venía manifestándose con fuerza desde julio-agosto del año pasado, pero que en enero y febrero fueron mayores aún-; la suba en las tasas de interés más la caída de la confianza de los consumidores”, inició su discurso el economista. “Este contexto resulta aún más complicado para una economía que ya venía bastante débil desde el segundo semestre de 2013”, dijo y agregó: “Por otro lado, no se espera un rápido repunte de Brasil y China continúa con su economía en desaceleración (7,2%). Los dólares de la soja se mantienen en 2014, pero no aumentarán como en 2013. En consecuencia, el escenario base para 2014 en materia productiva es probablemente recesivo (cercano a -2%)”, informó.

Luego de ello, intentó develar cómo seguirán “las tres grandes incógnitas del 2014”: cómo seguirá el mercado cambiario; cuál será el crecimiento de la economía y cuál, finalmente, la tasa de inflación anual.

Respecto de esta última, consideró crucial la resolución de la carrera entre la devaluación y el salario. El economista ubicó los escenarios más probables de subas salariales entre 28 y 33% y de alza del tipo de cambio entre nueve y 11 pesos por dólar, con lo cual consideró que en 2014, pese al probable proceso recesivo en materia productiva, la inflación va a subir un importante escalón respecto de 2013.

Respecto del tipo de cambio, Reyes advirtió de que “la calma cambiaria que parece reinar puede ser transitoria” y recordó que “esto ya sucedió en otros momentos de la historia del país. “Hay casos en el pasado en los que subieron las tasas de interés fuertemente y finalmente no lograron frenar presiones cambiarias”, dijo y graficó con los procesos previos a la hiperinflación y al corralito, entre otros.

“En la medida que no se contengan las expectativas inflacionarias, tampoco se frenarán las expectativas devaluatorias ni las presiones cambiarias”, advirtió el especialista.

Pocos aportantes
Amengual pidió formalizar a 7 millones de trabajadores

En su dicurso de inicio el nuevo ciclo de Almuerzos de Coyuntura, el titular de la Fundación Mediterránea, Martín Amengual, reclamó la necesidad de “formalizar” a más de7 millones de argentinos. “El sistema formal privado de trabajo en Argentina suma 7,1 millones de empleados, quienes son los que aportan para que los 40 millones de argentinos tengamos salud, educación, seguridad, entre otros. Queda a las claras la desproporción. Argentina genera poco empleo formal y productivo.  Hay que formalizar a siete millones más y determinar las causas por las que ya no están formalizados”, dijo Amengual.

Artículos destacados