El Gobierno quitaría subsidios a la energía pero no al transporte

RANDAZZO. El ministro defendió los subsidios al transporte por su “efecto redistributivo”.

El Gobierno avanzará, a mediados de año, con la quita parcial de subsidios a los servicios de energía eléctrica, gas y agua potable pero los mantendría al sistema de transportes.

Así lo dieron a entender el domingo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Transporte, Florencio Randazzo, en dos entrevistas, al coincidir en que los aportes a los trenes y colectivos urbanos “generan redistribución” de la riqueza.

“Para el Gobierno nacional esto tiene que ver con una política de distribución del ingreso. Al transporte lo utilizan los que más necesitan”, apuntó Randazzo en declaraciones al programa “Toma y Daca”, de radio América.

Dijo el funcionario que los subsidios al transporte en el Área Metropolitana de Buenos Aires equivalen a 50% del valor real del pasaje, por lo que consideró “muy importante” poder sostener ese beneficio.

Precisó que en el caso de los trenes, 70% del dinero que pone el Estado nacional está destinado a los salarios de los trabajadores, que este año ya recibieron un anticipo de 18% a cuenta de la paritaria 2014.

Y en ese sentido, señaló que con el aumento de tarifas registrado a fin de año de 2013 “está cubierto el costo del aumento salarial” de 2014, por lo que descartó un eventual nuevo ajuste tarifario en el corto plazo.

Por su parte, Capitanich dijo en declaraciones al canal América que “no se puede eliminar todos los subsidios, porque cuando uno dispone de subsidios incrementa lo que se considera como ingresos disponible”.

Y apuntó: “Si el Gobierno subsidia el pasaje, uno tiene más dinero paragastar en pan, leche, carne. El objetivo del Gobierno es que el subsidio sea una política activa para mejorar el ingreso disponible”.

Artículos destacados