El Gobierno nacional busca penalizar la especulación y evitar la concentración

Augusto Costa. El secretario de Comercio adelantó que el IPCNu de marzo será inferior al de febrero.

Lo admitió el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, quien adelantó que el Ejecutivo evalúa cambios en leyes económicas. En medio de nuevas negociaciones por el programa Precios Cuidados, también anticipó que se abrirán mercados centrales en todo el país.

El secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, se mostró conforme con el avance del programa Precios Cuidados impulsado desde el comienzo de su gestión y anticipó que en marzo se desacelerarán los aumentos. En una entrevista publicada en Tiempo Argentino, anunció que ahora la idea es enriquecerlo mediante el cambio de normas que eviten la concentración en grandes monopolios y oligopolios que favorezcan los abusos, y que se penalice la especulación.

“La Presidenta (Cristina Fernández) dio claramente su visión y su expectativa respecto de la necesidad de contar con un cuerpo normativo que fortalezca la capacidad del Estado de evitar situaciones de abuso por parte de formadores de precios, monopolios y oligopolios”, dijo el funcionario nacional.

“El cuerpo normativo vigente está siendo revisado para poder dotarlo de consistencia y alcanzar estos objetivos que la Presidenta ha puesto como prioritarios -agregó-. Junto con la aparición de diferentes proyectos que ya están presentándose en el Congreso, también el Ejecutivo está trabajando para contar con una legislación consistente con la política económica y la política pública. Están los proyectos de los legisladores Aníbal Fernández, Héctor Recalde y Juan Cabandié, que son iniciativas que apuntan en esa dirección. Después hay que ver la mejor reforma o revisión de la ley”, dijo.

En ese sentido, se le consultó sobre las iniciativas oficiales que buscan llevar el Mercado Central a los barrios. “Estamos trabajando con el jefe de Gabinete en todo lo que tiene que ver con formatos de comercialización que acerquen a los productores y a los consumidores y que den un precio de referencia. Y que permitan, además, mediante la reducción de intermediarios, generar condiciones para que la apropiación del excedente de la cadena favorezca a los pequeños productores y consumidores en general. En este sentido, las experiencias del tipo del Mercado Central y los mercado concentradores, como el que Samid abrió en Cañuelas (provincia de Buenos Aires), son referencias que pueden ser muy útiles a los fines de un objetivo de tener precios de referencia para tomar decisiones de consumo”, explicó.

En otro tramo de la entrevista, Costa agregó que con el avance de este tipo de formato van a ser notorios y claros “los márgenes de rentabilidad por sobre el costo de los productos que los canales de comercialización fijan”.

Consciente de que por ello habrá resistencia desde las grandes comercializadoras, indicó que “la idea de tener una canasta de referencia y empoderar a los consumidores es, precisamente, limitar la capacidad de apropiación injustificada de parte de la renta de las cadenas de valor. Porque cuando alguien se queda con algo más de lo que le corresponde, se lo saca al consumidor. Y esta política de precios que lleva el Estado nacional pretende una distribución más equitativa del excedente”.

Pague, luego reclame
También se consultó al funcionario nacional sobre la posibilidad de que las modificaciones en los marcos normativos puedan ser empleadas frente a las apelaciones que vienen presentando los supermercados a las multas aplicadas por el Gobierno debido al incumplimiento con el acuerdo de precios. Al respecto, Costa explicó que la idea es que esas leyes se puedan aplicar “transversalmente” a la economía.

“Con respecto a los supermercados, hoy ellos tienen la posibilidad legal de presentar un recurso cuando son sancionados para posponer el pago de la multa, lo que para nosotros no es razonable. Estamos analizando cómo cumplir con el principio de pago de la multa aplicada y, en todo caso, después se le devolverá lo que corresponda según la decisión de la justicia. Los supermercados saben lo que pensamos , finalizó.

“Tendencia estable”

El secretario de Comercio indicó que a partir de la segunda quincena de febrero “hubo una marcada desaceleración del aumento de los precios, que se mantiene en marzo. El movimiento de los precios es permanente, pero vemos en marzo una tendencia a la estabilidad”, dijo, y agregó: “El indicador de marzo va a ser marcadamente inferior al de febrero, por la cuestión de que los efectos del clima más o menos caótico que se vivió en enero y febrero, y que estuvo basado en conductas especulativas, desapareció en la segunda quincena de febrero y la primera de marzo”.

En La Plata
Con precios competitivos, ayer se inauguró el primer mercado comunitario

El Mercado Central de Buenos Aires abrió ayer una sede en la capital provincial con productos “a precios competitivos”.

El intendente platense, Pablo Bruera, y el presidente del Mercado Central, Carlos Martínez, inauguraron la nueva sede del sistema de venta minorista de alimentos en el predio del Mercado Regional. “Ha sido decisiva la participación del Gobierno nacional mediante su apoyo y asesoramiento. El objetivo de esta iniciativa es descentralizar la venta y brindar a la comunidad la oferta de productos de calidad a un precio accesible”, dijo Bruera.

El jefe comunal adelantó que las instalaciones, montadas en un área de unos 2.000 metros cuadrados, “se van a ampliar con los servicios del mercado para poder aumentar el abastecimiento de los compradores”.

El denominado “Mercado Comunitario de la Ciudad de La Plata” fue creado a instancias de un acuerdo suscripto por Bruera y el presidente del Mercado Central que incluye la participación de productores de alimentos y distribuidores de la región como proveedores de la mercadería que se comercializará en los puestos.

Martínez destacó que “la Presidenta tomó la decisión de abrir cinco mercados en diferentes ciudades del país, y éste es el primero de todos”.

La oferta incluye carne vacuna, pollo, cerdo, así como panadería, pescadería, verdulería, lácteos, entre otros. Se ofrece el kilo de asado de vaca a 28 pesos y el de novillo a 38; el kilo de pan a 10 pesos; el de papa, 3,50; el de lechuga, 7; el de azúcar, 7 pesos; el de harina 6,35; y el maple de 30 huevos, 30 pesos. Asimismo, el kilo de pollo cuesta 15 pesos y el de merluza, 27 pesos.

Artículos destacados