El Gobierno liberará la importación de alimentos para contener inflación

Acorde con el fuerte impulso del comercio internacional de Córdoba, los institutos jugaron un rol decisivo para el desarrollo del sector.

El Gobierno decidió levantar las restricciones informales a las compras de alimentos vigentes desde mayo  pasado, debido al  crecimiento del déficit comercial.

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, realizó el anuncio a los supermercadistas e importadores.  El objetivo de las restricciones, que operaban bajo la forma de demorar la autorización para comprar alimentos en el exterior,  fue frenar la salida de dólares y asegurar el superávit comercial. En el primer semestre del año, la fuga de divisas ascendió a US$ 6.683 millones, pero este problema se revirtió por la lluvia de dólares generada por una cosecha récord y el alto precios de las commodities. El problema de ahora es  la necesidad de frenar las presiones  inflacionarias  por medio de la flexibilización de los controles a la importación de alimentos.

De esta forma -y a partir de los cambios en las condiciones internacionales- el Ejecutivo ya no ve las importaciones como una amenaza sino como aliadas para frenar la suba de precios y la avalancha de dólares que están recibiendo los países emergentes. Se espera que a fin de año los supermercados vuelvan a mostrar góndolas nutridas de alimentos comprados en el exterior.

Moreno indicó a los supermercadistas que “de acá a fin de año va a hacer la vista gorda, salvo con aquellos artículos que compitan directamente con productos nacionales”, comentó un diario porteño.  Ahora, Argentina cerraría el año con cerca de 13.000 millones de dólares de superávit. Moreno había resuelto la prohibición. que nunca fue formalizada en una resolución, cuando el Gobierno creía que el superávit podía caer este año por debajo de los  10.000 millones de dólares .

Según los operadores, los primeros productos que ya empezaron a sortear las trabas son los del tipo premium o delicatessen, como quesos y pastas importadas. No habría liberación para artículos con algún tipo de competencia local, como las conservas de duraznos, tomates y pimentón.

El presidente de la Cámara de Importadores (CIRA), Diego Pérez Santisteban, dijo que “este proceso ya está ocurriendode acuerdo a los contactos con las empresas de manera individual. “De los importadores del interior ya estábamos notando cierto incremento”, dijo.

Artículos destacados