El Gobierno dejó sin efecto una cuota del Fondo Agropecuario

El Gobierno de la Provincia dejó sin efecto el pago que debía afrontar el campo el próximo 10 de noviembre, que consistía en una de las cuotas extras del aporte al Fondo para el Desarrollo Agropecuario. Sin embargo, no postergó la aplicación de la fórmula de cálculo basado en la productividad de la tierra que la ley prevé a partir de 2009.
Si bien la primera medida responde a uno de los reclamos que venían realizando los agropecuarios, no dejó conforme al sector que considera que la aplicación del nuevo índice “genera incertidumbre”.
Los pedidos que los ruralistas elevaron al ministerio consistían en el diferimiento del pago de uno de los aportes extras para los meses de marzo o abril de 2009 y en la prórroga de la puesta en marcha del aporte adicional por hectárea, que supone una “equidad en el tributo”.

Respecto del primer reclamo, el minsitro de Agricultura y Ganadería, Carlos Gutiérrez, confirmó ayer, en el marco de la reunión mensual de la Mesa de Agricultura, que “queda sin efecto el pago de 50 millones de pesos que debía efectuar el campo el próximo 10 de noviembre”.
“De esta manera se resuelve la confusión suscitada a partir de la diferencia en los montos que iban a aportar tanto la Provincia como los ruralistas, ya que el campo decía que se había comprometido a contribuir con 50 millones y el Gobierno consideraba que era el doble”, explicó el titular de la cartera.
Al mismo tiempo, aclaró que la exención corre solamente para este año, de lo cual se desprende que el campo debería aportar durante 2009, 150 millones de pesos desdoblados en dos cuotas: una de 50 y la otra de 100 millones.

Esto abrió un nuevo frente de conflicto con los dirigentes rurales, quienes consideraron que la coyuntura no está “para aumentos, máxime considerando que desde el año que viene tendremos que pagar por la productividad de la tierra y eso no se sabe bien cuánto será”, explicó un alto integrante de Federación Agraria Argentina (FAA).
Este panorama de “incertidumbre” respecto de la nueva metodología de contribución es la que los agropecuarios pidieron fuera de manera “progresiva” y contemple una “banda” de subas máximas y caídas mínimas que, según trascendió, podría considerar incrementos de hasta 40% de acuerdo con la productividad de la parcela, y mermas no inferiores a 20%; aunque respecto de las caídas el campo no se preocupa.
“Mientras sea contribuir menos, nadie se va a molestar, pero hay que analizar de cúanto puede llegar a ser el aumento que va a llegar”, indicaron desde FAA. Esto se analizará en una próxima reunión fijada para el día viernes.

Artículos destacados