El Gobierno cordobés insiste en reabrir paritaria: $3.500 millones de “ahorro”

El monto surge de replicar cada punto porcentual de aumento a los estatales respecto al menor incremento que recibirían los sueldos conforme la inflación proyectada. El “gatillo” se pagará pero “estamos revisando números”, admitió la secretaria General de la Gobernación, Silvina Rivero

El Gobierno provincial avanzó ayer en la idea de rediscutir la paritaria 2018 al sumar nuevos actores a la propuesta que implica revisar los acuerdos de pago por claúsula gatillo en función de una inflación que, según denuncian, sube ya por encima de la recaudación.
Si bien la secretaria General de la Gobernación, Silvina Rivero, aclaró que el tema está “abierto” y aún no hay “números finales”, la oferta que trascendió de fuentes gremiales implicaría a la Provincia un “ahorro” de 3.500 millones de pesos anualizados como base de costo salarial para los meses siguientes, sólo considerando hasta octubre inclusive.
En ese marco, ayer fue el turno del titular de la Unión de Personal Superior (UPS), Domingo Ovando. El lunes, en tanto, habían sido informados de la decisión los dirigentes del SEP y de la UEPC.
En todos los casos, fue Rivero la encargada de trasladar la nueva propuesta y poner en contexto la decisión de revisar los acuerdos.
La funcionaria aclaró que la aplicación de la cláusula “no se va a discontinuar”.
“Si vamos a revisar esquemas o alternativas”, señaló y completó anticipando que “los números finales pueden variar. Por ahora no hay nada cerrado”, señaló ayer la funcionaria a Comercio y Justicia.
Por ahora es una propuesta que filtraron los gremios y que la funcionaria prefiere no corroborar. Se trata de la que ayer anticipó este medio y que incluye pagar retroactivo a septiembre un aumento del 25 por ciento y para octubre un 30 por ciento.

Este medio proyectó que, con una inflación del 5 por ciento en septiembre, los estatales deberían cobrar con una suba acumulada del 30,06 por ciento en ese mes. Y si los precios en octubre subieran 4 por ciento, la mejora debería llegar ese mes al 35,26 por ciento.
En todos los casos, la propuesta oficial es inferior a la suba de precios y, en definitiva, a la aplicación de la claúsula gatillo tal como estaba planteada.
Si el escenario se confirmara, el ahorro para la Provincia sería de unos 3.500 millones de pesos anualizados como costo salarial. Cada punto porcentual de suba a los estatales equivale a poco más de unos 700 millones de pesos anualizados. Esa cifra no incluye el cálculo del costo para la Caja de Jubilaciones.
Después habrá que analizar la evolución de la inflación y de la recaudación en los meses de noviembre y diciembre sobre los que el Gobierno prefiere por ahora no hablar.
La volatilidad es tan marcada que proyectar a 30 días es incluso arriesgado.
Como fuere, todo hace suponer que los haberes de los estatales provinciales quedará por debajo de la inflación anual. Luego habrá que ver si la diferencia se paga más adelante y cómo se avanza en la paritaria 2019.
Por lo pronto, los gremios confirmaron ayer su estado deliberativo ante el cambio de escenario.
El SEP sigue en estado de asamblea permanente y la UEPC estudiará el tema desde este viernes aunque una resolución sobre el tema recién se conocerá la semana próxima.

Más allá del cumplimiento acabado de lo que dice el acta salarial firmada con los gremios, está claro que la Provincia tiene serias dificultades para cumplir plenamente con los acuerdos originales.
En todo caso e independientemente de las interpretaciones de los acuerdos, estaba claro que más temprano que tarde la gatillo entraría en crisis a tenor de una inflación creciente y una recaudación que desde hace meses cae en términos reales.
Default provincial
El punto es ver el análisis fino de los términos de los acuerdos. Como fuere, ayer y más allá de la postura de los gremios que prefirieron la cautela, ya hubo pronunciamientos de diferentes dirigentes, entre ellos desde el izquierda. El legislador provincial Eduardo Salas consideró que la decisión de la Provincia “de no cumplir con las actualizaciones salariales acordadas con los gremios estatales en los correspondientes acuerdos paritarios, es una declaración de default, es decir que no cumple con el pago de sus deudas y plantea, incluso, una renegociación con ellas”, completó.

Rentas permitirá transferir crédito tributario

La Dirección de Rentas avanza en un nuevo proyecto normativo que permitirá que un contribuyente con crédito a favor en el impuesto a los Ingresos Brutos, pueda transferir ese activo a un tercero. Según datos a los que accedió Comercio y Justicia, la posibilidad de vender el crédito fiscal involucra hoy “varios cientos de millones de pesos”
La iniciativa bajo el rótulo de “Transferencia de crédito tributario” está en plena etapa de elaboración. De hecho, los aportes se recibirán hasta mañana y podrá hacerse en la página web del Gobierno provincial. Las ideas serán tenidas en cuenta a los efectos de diseñar la norma final.
Es que hoy hay muchas empresas que, por diferentes circunstancias, tienen crédito fiscal a su favor y no necesitan utilizarlo en lo inmediato o bien, por los plazos burocráticos de restitución y acreditación, el monto termina licuado por la inflación y altas tasas vigentes.
En ese marco, Rentas pretende que esos fondos puedan ser transferidos de manera ejecutiva para que otros puedan cancelar sus obligaciones.
La normativa estaría operativa antes de fin de año para poder ser puesta en práctica.
Según se informó, hay muchos estudios contables que ya hicieron su aporte para perfeccionar la normativa. Para los que pretendan sumar cambios, Rentas habilitó el link https://www.rentascordoba.gob.ar/mirentas/rentas.html?page=nuevo_proyecto.

Artículos destacados