El Gobierno acusó a buitres de poner al país “contra las cuerdas”

CRISTINA FERNÁNDEZ. La presidenta firmó el comunicado que fue publicado por la prensa gráfica

En una escalada de la tensión previa a las negociaciones finales con los holdouts, la Nación publicó una solicitada que asegura que los fondos “no negocian” y “nunca lo hicieron”. El texto insta a la justicia norteamericana a liberar el último pago a los bonistas que sí ingresaron a los canjes.

En los días previos a la próxima audiencia con el juez Thomas Griesa y en las instancias finales de la negociación con los acreedores que no ingresaron en las opciones de reestructuración de deuda pública que ofreció el Estado argentino en la última década, el Gobierno nacional sumó mayor tensión al conflicto con la publicación de una solicitada en los principales diarios del país.

“Argentina no se encuentra como dicen los fondos buitres sentando las bases para un nuevo default. Al contrario, la Argentina continúa honrando el pago de su deuda externa, tal como lo viene haciendo desde 2005. El 30 de junio, la Argentina pagó en concepto de intereses una suma superior a los 900 millones de dólares”, recordó el Ejecutivo Nacional al salir a responder la solicitada que el martes había publicado por su parte la American Task Force Argentina.

En este sentido, la Casa Rosada insistió en que los holdouts “intentan embargar el dinero de los bonistas para lograr una ganancia exorbitante”.

En ese marco, el comunicado señaló que “luego de fracasar en los más de 900 juicios e intentos de embargo contra el país, los fondos buitres pretenden ahora quedarse con el dinero que es de los bonistas de los canjes 2005 y 2010”, y añadió: “Así, un 1% de los bonistas pretende perjudicar al 92,4% que aceptó la reestructuración”.

“Los fondos buitres que quieren obtener una ganancia de más de 1.600% intentan ahora por vía judicial adueñarse de más de 500 millones de dólares. Argentina pagó su deuda externa y lo seguirá haciendo”, completa el texto en ese sentido, para luego sentenciar que “la justicia norteamericana debe liberar los fondos que son propiedad de los bonistas argentinos y permitirles cobrar su dinero”.

Maniobra
En la nueva solicitada, el Gobierno también reiteró que “los fondos buitres no negocian” y “nunca lo hicieron”.

“En lugar de negociar con Argentina e ingresar a los canjes de 2005 y 2010, como lo hizo el 92,4% de los acreedores del país, eligieron comprar bonos en default en el año 2008 por 20 centavos de dólar y litigar en la justicia norteamericana para obtener una ganancia escandalosa”, agregó en ese marco.

En otro párrafo de la nota, se advierte que “los fondos buitres intentan permanentemente que Argentina vuelva al modelo de sobreendeudamiento que lo llevó al default de 2001”.
Para el Poder Ejecutivo Nacional, “mediante esta maniobra” los holdouts “quieren poner al país contra las cuerdas”, ya que -añadió- “cuando los recursos financieros no son suficientes los países deben recurrir, como la Argentina hizo en el pasado, a hipotecar sus activos estratégicos y sus recursos naturales”.

“Argentina quiere seguir dialogando en condiciones justas, equitativas y legales para 100% de los bonistas”, finaliza la nueva solicitada, que concluye con el mensaje “Default es no pagar; Argentina paga”.

Recursos estratégicos
Aseguran que no peligran las inversiones extranjeras en la Patagonia

El director de la petrolera estatal YPF, Héctor Valle, aseguró que el yacimiento de Vaca Muerta “no se verá afectado porque el Gobierno no acepte el chantaje de los fondos buitre”.

Así, el directivo descartó de plano que la estrategia judicial de los acreedores rebeldes de Argentina puedan poner en jaque las inversiones extranjeras en el yacimiento ubicado en la Patagonia. “Están haciendo (los fondos especulativos) un chantaje a la Argentina; quieren que les paguemos por algo inexistente porque no pusieron un centavo en el país”, analizó el empresario sobre el conflicto del Gobierno con los acreedores.

Valle descartó cualquier posibilidad de que la empresa estadounidense Chevron pueda abandonar el país por el conflicto de la deuda externa y destacó: “Están invirtiendo US$3.000 millones de dólares en Vaca Muerta, es casi una fantasía que van a responder una estrategia de este sector especulativo”.

Artículos destacados