El FMI pide a los Estados que «salven» a los bancos

Sin medias tintas, y volviendo sobre sus pasos en los últimos años, el FMI recomendó -a través su informe sobre «Estabilidad Financiera Global»- que “frente a las dificultades encontradas en aumentar el capital privado por parte de las instituciones financieras, las autoridades podrían tener necesidad de inyectar capital en las instituciones” para posibilitar su rescate.
Por otra parte, el propio organismo difundió expectativas sobre la inflación argentina muy cercanas a las presentadas por el cuestionado Indec. El FMI estimó que la inflación de Argentina llegará al 9,1 por ciento este año, y a una cifra similar durante 2009, muy por debajo de las proyecciones hechas por entidades privadas. También señaló que el PBI argentino mejorará 6,5 por ciento en 2008 y 3,6 por ciento en 2009, cuando sólo seis meses atrás había pronosticado crecimientos de 7 por ciento para este año y del 4,5 por ciento para el próximo.

A través de un informe difundido en Washington, el FMI indicó también que Argentina tendrá superávit por cuenta corriente en 2008 del 0,8 por ciento, pero un déficit del 0,6 por ciento en 2009.
En este marco, el organismo crediticio informó que el crecimiento de América Latina y el Caribe se reducirá a 4,6 por ciento en 2008, en un escenario de desaceleración económica global, inflación en alza y difíciles condiciones externas.
“Las economías latinoamericanas están enfrentando una incómoda combinación de desaceleración de la actividad (económica), condiciones externas más difíciles, y una persistente alta inflación”, diagnosticó el Fondo en su informe.

El FMI prevé un crecimiento en baja a 4,6 por ciento para la región en su conjunto en 2008, y un porcentaje aún menor, de 3,25 por ciento, en 2009.
El año pasado, América Latina y el Caribe crecieron conjuntamente 5,5 por ciento, según cifras del Fondo.

Artículos destacados