El FMI dijo que Argentina puede sortear la crisis

El Fondo Monetario Internacional (FMI) expresó beneplácito por las fortalezas de la Argentina y de América Latina para sortear la crisis financiera mundial y, en cambio, se dirigió con crudeza a la situación de la economía estadounidense.
El organismo multilateral de créditos pronosticó para la Argentina un crecimiento de siete por ciento para 2008 y de 4,5 por ciento el próximo año, según se desprende del Panorama Económico Mundial que presentó en Washington, el primero desde que asumió al frente de la entidad el francés Dominique Strauss Kahn.
Pero no sólo sorprende el cambio de libreto respecto a las tradicionales previsiones sobre Argentina, sino que además el incremento de los precios al consumidor -previstos por el organismo para Argentina durante 2008- será del 9,2 por ciento, mientras que para 2009 se proyectó un aumento del 9,1. La cifra es sensiblemente menor a la que el propio Fondo había previsto en octubre de 2007, cuando vaticinó que los precios subirían un 12,7 por ciento. Es decir, se avalan las cifras oficiales del Indec, las que son cuestionadas desde muchos sectores, entre los que se encontraba el propio FMI semanas atrás. Además, que la Argentina será el país latinoamericano de mayor crecimiento.
En un análisis un tanto más amplio, el Fondo admitió que América Latina deberá afrontar un “viento frío desde el Norte”, en referencia a la preocupante recesión estadounidense, pero insistió en las fortalezas que le permitirán a la región salir indemne del escollo”. No obstante, “el pronóstico general es que las economías (de América Latina) serán alcanzadas, aunque no aplastadas” por la crisis en EEUU, destacó el organismo que preside el francés Dominique Strauss-Kahn.
Por otra parte, el ministro de Economía, Martín Lousteau, viajará el jueves a Washington para participar de la reunión anual del FMI. El titular del Palacio de Hacienda volverá a presentar la propuesta -consensuada con otros países latinoamericanos- para que el organismo otorgue más participación e injerencia a las naciones en vías de desarrollo, y que brinde créditos más flexibles.

Artículos destacados